FLIP pide a MinDefensa estrategias de protección a periodistas amenazados en Antioquia y Córdoba

Tras la delicada situación que enfrentan al menos 15 medios de comunicación locales como consecuencia del paro armado declarado por el Clan del Golfo en diferentes territorios del país, la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, expresó su preocupación y alertó  que Periodistas de Antioquia y Córdoba están siendo amenazados

Según dio a conocer la Fundación, las amenazas iniciaron en la noche del 4 de mayo, cuando miembros del Clan del Golfo le exigieron difundir un panfleto a dos emisoras comunitarias del Bajo Cauca antioqueño, allí, como medida de autoprotección, las seis emisoras comunitarias de la región decidieron dejar de transmitir su señal hasta que el paro armado termine.

En Córdoba un periodista salió a hacer cubrimiento en vivo y, como consecuencia, fue seguido por un hombre que lo intimidó con un arma de fuego. Una situación similar ocurrió en Urabá, Antioquia, donde dos periodistas que realizaban reportería sobre el paro fueron hostigados por hombres armados que dispararon al aire para intimidarlos y obligarlos a dejar de grabar.

Por su parte en Montería, esta mañana tres hombres, presuntamente miembros del Clan del Golfo, amenazaron con incendiar la planta transmisora si no dejaba de emitir señal. Esta planta sirve a seis emisoras en Córdoba, Sucre, Atlántico, Antioquia y Bolívar. La planta tuvo que ser apagada y las emisoras permanecerán sin señal por al menos cuatro días, según contó la Flip.

La Flip también recordó que el inicio de este 2022 ha sido uno de los más violentos para la prensa en la última década, según el registro que se ha adelantado este año la organización ya ha documentado 199 ataques a la prensa. Además evidenció una relación entre los ataques y los temas que cubren los periodistas, pues en 52 casos los periodistas agredidos cubren temas relacionados con el conflicto armado. En total, en el 2022 la FLIP ha registrado en todo el país cuarenta agresiones a la prensa realizadas por actores armados ilegales

De manera consecuente, la Flip hizo un llamado al Ministerio de Defensa para que incluya dentro de las estrategias de protección planes focalizados para garantizar la seguridad de los y las periodistas de los departamentos en los que se está desarrollando el paro armado.

El llamado también fue dirigido a las gobernaciones de Antioquia y Córdoba para que se  discutan dentro de los consejos de seguridad acciones concretas para proteger a la prensa. Por último, instamos a la Unidad Nacional de Protección para que tenga en cuenta estos hechos dentro de las evaluaciones de riesgo de los y las periodistas que ya cuentan con protección, con el fin de reforzar o implementar medidas que salvaguarden su vida e integridad.