Campesinos denunciaron que el Ejército dinamitó sus viviendas en Mapiripán, Meta

En medio de una operación de rescate por el territorio, varias familias que llegaron desplazadas de otras zonas del país, perdieron sus viviendas y sus pocas pertenencias, cuando uniformados del Ejército detonaron dinamita en sus casas con el fin de rescatar una área protegida, el pasado viernes 22 de abril. 

Los videos que fueron grabados por habitantes de la vereda Unibrisas del Iteviare, jurisdicción de Mapiripán, Meta, quienes mostraron en qué condiciones quedaron sus viviendas, luego de que un operativo denominado “Artemisa” ejecutado por miembros del Ejército y la Fiscalía, así fue dado a conocer por Noticias UNO. 

 El medio antes citado, también denunció que los uniformados desplegaron dinamita en el sector donde se encontraban las viviendas de personas, con el fin de recuperar las zonas de reserva ambiental, cabe mencionar que  varios explosivos no se detonaron en el momento y quedaron pegados a varias viviendas, poniendo en peligro a la comunidad. 

Una de las víctimas narró lo sucedido: “ Me sacaron ahí cerquita de la casa, como a unos doscientos metros de la casa para explotar la casa. Acabaron con los animales, las gallinas, los gatos que había ahí. Fui hasta allí y había sangre yo creo que de los animales”, así lo puntualizó ante el medio antes mencionado. 

Es preciso aclarar, que la operación “Artemisa” es una  exploración militar en contra de la deforestación y vela por la protección del medio ambiente y su biodiversidad, sin embargo, los uniformados no tuvieron en cuenta que la dinamita que usaron para destruir las casa de las personas desplazadas también despliega afectaciones al medio ambiente.  

Por su parte el ambientalista Camilo Prieto, añadió que la dinamita es un artefacto explosivo enfocado en eliminar maquinarias pesadas entre otras cosas, consideró que es una violación a los derechos humanos, ya que estos explosivos no deberían ser usados con el fin de derribar casas de campesinos. 

Por otra parte, un comunicado del Ejército, aseguró que allí opera un grupo delictivo y que el operativo se llevó a cabo porque encontraron químicos con los que se presume,  harían cultivo ilícitos, guadañadoras y motosierras, material que según ellos podría atentar contra el medio ambiente, en la zona. 

Los campesinos temen denunciar, por las posibles represalias que se tomen en contra de ellos, tienen miedo de que suceda lo mismo que en Puerto Leguízamo, Putumayo, además   aseguran que no son miembros de ningún grupo armado.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.