Candidatos a curules de paz denuncian que hay zonas donde solo puede hacer campaña Jorge Rodrigo Tovar

Rodrigo Tovar Vélez, hijo de Rodrigo Tovar Pupo, el exjefe paramilitar conocido bajo el alias de ‘Jorge 40′, y quien aspira a una curul de paz en el congreso, vuelve a desatar cuestionamientos luego de que denunciaran que hay territorios en el Cesar y Magdalena exclusivos para que Tovar pueda publicitar su campaña política.

 El magistrado Luis Guillermo Pérez, ha asegurado una ausencia de garantías para las víctimas que compiten por esa curul única en la CITREP 12

Recordemos que la candidatura de Jorge Rodrigo Tovar, ‘Jorge 40′ ya había sido denunciada ante  el Consejo Nacional Electoral, pero varios magistrados defendieron su candidatura argumentando que Tovar está reconocido como víctima en el Registro Único de Víctimas, por lo que no tiene inconveniente legal

Sin embargo, el magistrado Perez, uno de los que se abstuvo de votar para aprobar su candidatura, afirmó que  “existe un alto riesgo de que las elecciones para la CTREP No. 12 estén viciadas por el control económico y político que aún se mantiene en favor de la familia TOVAR, derivados del accionar delictivo que Jorge 40 mantuvo en la región”, sostuvo el magistrado.

Esto podría sustentar también, la denuncias públicas que ha dado a conocer el periodista Daniel Coronell las cuales relatan cómo hay, al parecer,  lugares específicos para la publicidad exclusiva de Jorge Tovar.

“Aseguran que hay zonas vedadas para hacer campaña porque los habitantes dicen que ese ya es un territorio exclusivo de Jorge Rodrigo Tovar, el hijo de ‘Jorge 40′.” escribió Coronell

Sumado a esto, el periodista dio a conocer que una sede de la Unidad de Víctimas en Valledupar, funciona en un edificio de Ana Carolina Vélez, madre de Jorge Rodrigo Tovar y esposa de ‘Jorge 40′. Según reveló, los contribuyentes pagan 236 millones de pesos mensuales por la renta del edificio a una compañía detrás de la cual están la esposa y la suegra de Jorge 40, mamá y abuela de Jorge Rodrigo Tovar, el pretendido candidato de las víctimas.