Mario Uribe sigue ocupando un apartamento que se destinó para reparar a las víctimas del conflicto

Una investigación de Noticias Caracol volvió a poner en la agenda nacional el caso del exsenador condenado por parapolítica Mario Uribe, primo del expresidente Álvaro Uribe Velez, en este caso por el costoso apartamento en el que vive desde hace al menos 20 años en el sector de El Poblado en Medellín,  a pesar de que según paramilitares y narcos el predio fue adquirido con dineros del grupo criminal, y fue destinado hace dos años para reparar a las víctimas.

Todo tiene que ver con las declaraciones en 2010 del narcotraficante ‘el Tuso’ Sierra, en las que aseguró que el lujoso apartamento en el que vive el exsenador Mario Uribe  fue un “regalo de su parte”. Casi 10 años después, y tras las declaraciones del paramilitar alias ‘Don Berna’ en noviembre de 2019, el Tribunal de Justicia y Paz de Medellín ordenó el secuestro de este inmueble, para que fuera destinado a la reparación de Víctimas. 

De acuerdo con el medio, esta propiedad está avaluada en aproximadamente 1.400 millones de pesos, y con esta cuantiosa suma de dinero se debería reparar a las víctimas de los paramilitares del bloque Héroes de Granada.  

Sin embargo, la investigación de Noticias Caracol reveló que El Fondo de Reparación a Víctimas realizó el 17 de febrero de 2020 la diligencia de secuestro del apartamento. Los funcionarios fueron atendidos por el hijo de Mario Uribe, a quien se le notificó:

«Se le informa al señor Esteban Uribe, quien atiende la diligencia en representación de su padre, que a partir de la fecha el Fondo de Reparación a Víctimas queda a cargo de la administración de los inmuebles de la referencia, por lo tanto, se deja bajo la figura de comodato precario por el término máximo de 60 días, con el fin de legalizar la situación por medio de contrato de arrendamiento», dice el acta.

Pese a esta orden, según el medio, el predio no ha sido entregado, ni se ha llegado a ninguna conciliación en lo que podría ser una suma de arrendamiento, por lo que a diferencia de los correos enviados por el hijo de Mario uribe, en los que asegura que enviaron la documentación para arrendar el apartamento en una cifra aproximada de $4.825.000,  La unidad para las víctimas y el Fondo para la Reparación no tiene ningún contrato de arrendamiento con estas personas.

Por esta razón, el director del Fondo anunció que se inició una demanda para que un juez ordene que el apartamento sea restituido a las víctimas. “La unidad ya hizo ese proceso. Mientras no se pronuncie un juez de la República para que haya restitución del bien nosotros no lo podemos sacar porque no tenemos funciones de Policía Judicial, pero la Unidad y el Fondo ya hicieron todo el procedimiento necesario para sacarlo, que nos devuelvan el bien y nosotros arrendarlo”, señaló.

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.