Padres de menor venezolano lesionado con pólvora en Santander se negaron a llevarlo a urgencias por temor a no ser atendidos

El pasado 31 de diciembre, en medio de la celebración del fin de año, un niño de nacionalidad venezolana resultó quemado en su rostro por manipular pólvora. El hecho se dio en el municipio de Floridablanca, Santander, en donde vive el menor junto a su familia.

De acuerdo con la información publicada por medios nacionales, las heridas del niño se produjeron en uno de sus ojos y las autoridades se enteraron por las llamadas de los vecinos.

En RCN Radio el teniente Juan Gómez, comandante operativo de la Mebuc señaló “Se recibe una llamada a la línea del 123, en donde se pone en conocimiento de un menor que había sido quemado con pólvora el 31 de diciembre. Por eso, se desplazan las patrullas y al llegar, son atendidos por la madre y el padrastro de los niños. Ellos dicen que solo viven con tres menores y se les hace la verificación pero ninguno registraba lesiones”.

Sin embargo, las autoridades recibieron otra llamada anónima que les corroboró que efectivamente había otro menor en la vivienda, por lo que tuvieron que acudir nuevamente.

“Personal de infancia y adolescencia llega nuevamente a esta vivienda y se entrevistan con la mamá, que accede a sacar al niño. Nos damos cuenta que tenía una herida en el rostro, sobre el ojo izquierdo”, agregó el oficial en la emisora.

Por su parte el padre del menor accedió a una entrevista para Noticias Caracol y en ella afirmó “Nosotros no le dimos la pólvora al niño, pero igual teníamos el temor, uno acá va para el médico, porque uno de mis hijos más pequeños hace poco tuve que llevarlo al médico y a uno no lo atienden por el hecho de ser venezolano, nos preguntan que la EPS, por eso no acudimos al médico”.

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.