Ocho días de enfrentamientos entre el ELN y El clan del golfo en Nóvita, Chocó, mantienen a la población en confinamiento

 

Desde el pasado 29 de noviembre los habitantes de Nóvita, municipio del Chocó, están confinados debido a los enfrentamientos entre el ELN y el Clan del Golfo, grupos armados que se disputan el territorio por el control de las rutas del narcotráfico  

 

“La situación en el municipio de Nóvita, en cuanto a orden público, es completamente crítica. En este momento se están presentando enfrentamientos entre grupos al margen de la ley en la zona del alto Tamaná, esto ha ocasionado desplazamiento de varias familias y confinamiento”, señaló, este domingo, el personero Ernesto Mosquera Borrero

 

Por su parte, el alcalde de Nóvita aseguró que por los enfrentamientos entre el ELN y el Clan del Golfo se suspendió el transporte fluvial y terrestre en los corregimientos de Curundó, Carmen del Durama, Juntas del Tamaná e Irabubú y más de cinco mil personas están confinadas.

 

Además, en plenas votaciones del CMJ, varias mesas tuvieron que ser trasladadas a la cabecera municipal desde cuatro corregimientos donde están confinadas más de 5.000 personas por los enfrentamientos. 

 

La situación de estos corregimientos se agrava ahora por la violencia entre dichos grupos armados, a esto es preciso sumarle el abandono estatal que ha imperado.

 

Según una investigación publicada por el medio La Cola de Rata, en diciembre de 2020 en este mismo territorio de Nóvita, se ha sufrido por décadas para acceder al servicio de energía eléctrica. Su caso no es aislado: es solo un ejemplo entre las muchas zonas remotas del Chocó, donde más de 50 mil habitantes no tienen acceso a la interconexión.