“No tiene justificación alguna”: Defensoría del Pueblo condena el fallecimiento de niño embera

Hay indignación en el país por la muerte de un niño de un año y nueve meses de la comunidad emberá, asentada en el Parque Nacional desde hace dos, en la mañana del domingo 28 de noviembre en el Hospital San Ignacio.

Según le contó una de las mujeres indígenas al diario El Espectador, el niño estaba bien hasta esta semana, pero por condiciones en las que están viviendo la comunidad indígena, se agravaron las condiciones del menor de edad.

Precisamente, la comunidad ya había emitido una alerta temprana a la Secretaría de Salud del Distrito, para que dispusiera de Centro de Atención Médica y así atender las necesidades de medicamentos y control en atención integral para estas familias.

Sin embargo, comunidad denunció que la administración Distrital no los ha escuchado. «No sé cuantas vidas más de victimas y pueblos indígenas debemos perder para que la doctora Claudia López se tome un minuto de su tiempo y venga y nos escuche».

Por su parte, desde la Defensoría del Pueblo se condenó el hecho y se pidió celeridad en la investigación con el fin de determinar las causas del deceso y a los posibles responsables.

“La muerte del niño no tiene justificación alguna y por tal razón solicitó a las autoridades judiciales que se investigue muy rápidamente para esclarecer las posibles causas del fallecimiento del menor de edad y las responsabilidades correspondientes”, señaló el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.