Familiares de soldados víctimas de un campo minado demandarán al Ejército

EJÉRCITOFoto: Colprensa

Familiares de los tres soldados que fallecieron tras activar minas antipersonas en zona rural de Dagua ( Valle del Cauca) demandarán al Ejército por varias inconsistencias en la identificación y entrega de los cuerpos de quienes dieron la vida al servicio de la institución.

El pasado 24 de septiembre, en la vereda Río Blanco del mencionado municipio, los jóvenes Kevin René Martínez, de 19 años de edad; Luis Gustavo Mina, de 21 y Yeison Pavi Pavi, de 26, murieron tras activar un campo minado de las disidencias de las Farc.

Allegados de las víctimas señalaron que cuando llegaron a esta zona, 12 días después del suceso, aún se encontraba el cuerpo de un soldado.

“Nosotros vamos a tomar esta determinación porque hay mucha inconsistencia en la situación de lo que fue la muerte de mi hijo, empezando por el rescate de los cuerpos y nosotros después de 12 días ingresamos a la zona y nos llevamos una sorpresa de que en el lugar todavía estaba un soldado muerto, que ni siquiera el Ejército tenía claro que estaba muerto en el área”, indicó Oscar Mina, padre de uno de los soldados.

Y, agregó “es muy triste que nos hayan enredado diciendo que tenían tres cuerpos y demorarse para venirnos a decir que habían dos no más”, manifestó Mina

Según relatos, el cuerpo que faltaba era el del soldado Kevin René Martínez, el cual fue hallado por su padre cuando llegó al municipio de Dagua. Existe la hipótesis, de que el joven no habría muerto por el impacto sino desangrado en la zona sin que el Ejército lo rescatara.

Adicionalmente,  indicaron que no tienen certeza si los restos que les entregaron pertenecen a los de sus familiares debido a inconsistencias o falta de un mejor protocolo en el proceso de reconocimiento de los cadáveres.

“Fue una situación muy lamentable porque yo fui a Medica Legal y lo que ellos hicieron fue hacer un cotejo con el ADN de las familias y luego nos preguntaron que quiénes queríamos reconocer los cuerpos pero que estaban en unas condiciones bastante deplorables, yo fui uno de los que ingresé, pero yo no pude decir sí, este mi hijo, porque lo que nos mostraron estaba totalmente destruido, queda entonces uno con esa incertidumbre”, sostuvo

Frente a lo anterior, los familiares indicaron que demandaran a las fuerzas armadas por ingresar a estos jóvenes con poco experiencia a un área de alto conflicto y por el abandono total del Ejército a quienes dieron la vida por la institución.

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.