Daniel Mendoza, autor de “Matarife”, vuelve a ser socio del Club El Nogal por orden judicial

Daniel Mendoza, autor de “Matarife”, vuelve a ser socio del Club El Nogal por orden judicial

El Tribunal Superior de Bogotá revocó la decisión de la Sala Civil y anuló la expulsión de Daniel Mendoza al club El Nogal. “Declarar nulas las actas del 1, 6 y 15 de febrero de 2017, emitidas por la Junta Directiva del Club el Nogal, en cuanto sancionaron al demandante Daniel Emilio Mendoza Leal (cesionaria Linderos Estructuras y Maquetas S.A.S.), con la pérdida de su calidad de socio de esa Corporación” dice el fallo.

En concreto, el Club El Nogal deberá declarar nulas las actas con las cuales fue expulsado como socio Daniel Mendoza «fue una medida desproporcionada que violó el derecho a la libertad de expresión»

Algunas personas que frecuentan dicho club aseguran que miembros de la Junta Directiva lo sacaron por denunciar presuntos hechos de corrupción.

El Tribunal Superior de Bogotá advirtió que la pena que le impusieron a Mendoza Leal vulneró su derecho a la libertad de expresión.

“Si se trata de las opiniones del demandante, mal podría vetársele la libertad de expresarlas, prohibición estipulada en el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la cual restringe la censura a la libertad de expresión, admitiendo la responsabilidad ulterior, pues todas las formas de discurso están protegidas por ese derecho, independientemente de su contenido y de mayor o menor aceptación social, es decir, debe garantizarse no sólo cuando se trata de ideas inofensivas o indiferentes, sino también en cuanto a las que ofenden y chocan”

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

2 Comments on "Daniel Mendoza, autor de “Matarife”, vuelve a ser socio del Club El Nogal por orden judicial"

  1. Ya empezaron las amarguras y el rasgarse las vestiduras.

  2. Que tristeza este drogo demandar al nogal para sacar plata y para q lo reciban de nuevo. La droga te transforma te hace perder la vergüenza

Comments are closed.