Imponen nueva medida de aseguramiento contra el exparamilitar alias Macaco

El principal cabecilla del Bloque Central Bolívar de las AUC, Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias Macaco, deberá seguir en prisión tras aceptar su participación en 12 homicidios ocurridos entre 2000 y 2004. Uno de ellos fue el crimen de una religiosa en Nariño el 19 de septiembre de 2001.

A pesar de que el exjefe paramilitar aceptó su participación en 12 muertes, la Fiscalía asegura que fueron 33 las víctimas de las cuales 13 habrían sido asesinadas por oponerse al pago de extorsiones o porque las señalaron de ser supuestos auxiliadores de otros grupos armados.

Al exjefe paramilitar se le señala de haber participado en el homicidio de la religiosa Yolanda Cerón Delgado, ocurrido el 19 de septiembre de 2001, en Tumaco (Nariño); en la muerte del profesor Reyes Díaz Tirado, sucedida el 21 de octubre de 2001, en el corregimiento San Ignacio del Opón en Landázuri (Santander); y la desaparición forzada de Juvenal Celis, exintegrante de la Unión Patriótica,

Para el ente investigador, todos los casos se tratan de delitos de lesa humanidad al evaluar su sistematicidad, amenaza y temor a los que fueron sometidas las personas y el resto de población.

En ese sentido, Carlos Mario Jiménez Naranjo deberá cumplir la medida en la cárcel La Picota de Bogotá, donde permanece privado de la libertad por otro proceso que se le sigue, en el que reconoció 162 crímenes.

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.