Lista cerrada en el Pacto Histórico: una decisión esperanzadora

Por: Manuel Garzón, abogado defensor de derechos humanos, activista por la Paz e integrante de Reincidentes BTA.

Sorpresivo, pero muy afortunado, el anuncio de los movimientos y partidos que integran el Pacto Histórico de ir en lista cerrada al Senado de la República: lo más razonable, estratégico y consecuente es hacer eso, en lo ético, en lo político y en lo pragmático; se garantiza paridad, diversidad, pluralidad y renovación y se maximizan los resultados electorales.

Empecemos por lo último: en el sistema electoral colombiano, una lista cerrada puede llegar a tener hasta una tercera parte más de curules a las obtenidas con la misma votación de la suma de una lista abierta. Una mirada rápida de los partidos y movimientos que integran el Pacto Histórico en el Senado nos muestra el panorama de este sector de las izquierdas así: en las pasadas elecciones, el Polo Democrático Alternativo obtuvo 736.367 votos, de los que casi 230 mil fueron por Jorge Robledo, que ya no hace parte de esta colectividad. Para las siguientes elecciones, el umbral debería estar sobre los 600 mil votos lo que implica que, yendo solos, incluso podrían verse en aprietos para alcanzar esa votación. En el marco del Pacto Histórico, con lista cerrada, esa no sería ninguna preocupación y, por el contrario, su representación en curules debería aumentar. Por su parte, la lista que en las pasadas elecciones convergió bajo la coalición de los Decentes, impulsada por Gustavo Petro, Colombia Humana, el MAIS y la UP, obtuvo 523.289 votos y 4 curules. Con las encuestas dadas a conocer, deberían catapultarse electoralmente y llegar a tener alrededor de 15 curules[1]. Ahora, como hemos dicho, la consolidación en una lista cerrada de los movimientos y partidos que integran el Pacto Histórico, les daría más curules a las que pudieran obtener si van separados.

Adicionalmente, al menos en teoría, quienes más se beneficiarían de una lista cerrada deberían ser las lideresas y líderes territoriales, con un gran trabajo en sus comunidades, pero que nunca han competido electoralmente y no tienen la estructura para hacerlo: pugnando en una lista abierta contra grandes caciques tienen posibilidades casi nulas de lograrlo, estando en una lista cerrada su votación se cualifica exponencialmente, tanto en su favor como en el de su lista.

Lo problemático, evidentemente, es la manera en que se organiza el orden de las listas. La amenaza, acá y en cualquier país del mundo, es que esto se decida en oficinas a puerta cerrada bajo la “dictadura del bolígrafo”, en la que el jefe o los jefes de un Partido deciden arbitrariamente cómo será el orden. Para el caso concreto, se anunció que “un colegio electoral colectivo seleccionará las candidaturas y su orden. Habrá consultas ciudadanas en los departamentos que lo quieran”[2]. Por lo pronto, lo cierto es que se garantiza que al menos la mitad de las curules sea para mujeres, lo que efectivamente es histórico, y que liderazgos de los movimientos sociales indígenas, afros y campesinos que se sumen al Pacto tengan oportunidades reales de entrar a renovar el Congreso. Un avance fundamental para la apertura política.

En los sistemas democráticos más robustos del mundo se vota por partidos o movimientos, no por personas, esto conduce al fortalecimiento de los programas, las plataformas y las apuestas colectivas cohesionadas y coherentes ideológicamente. Las listas cerradas contribuyen a fortalecer el debate de ideas y la democracia.

Finalmente, quienes estamos jugados por el cambio estructural debemos seguir en la brega de deponer mezquindades y sectarismos para consolidar un bloque capaz de derrotar a la mafia del uribismo, entre todos los sectores que nos le oponemos. La consigna 55/86 se hace más viable. Para bien, hoy es más cercana la posibilidad de alcanzar mayorías democráticas en el Congreso de la República.

[1] En sentido contrario, la Alianza Verde que hoy cuenta con 9 senadores, podría pasar a tener 5, si va sola. Sin embargo, si se consolida la denominada Coalición de la Esperanza, con sectores del Nuevo Liberalismo y el denominado centro, podrían obtener hasta 15 curules.

[2] https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10157840392075771&id=95972290770.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.