Vergüenza nacional: Partido en Barranquilla se jugó en medio de detonaciones y gases lacrimógenos

En medio de una batalla campal a las afueras del estadio Romelio Martínez y de los gases lacrimógenos que lanzó el ESMAD para reprimir a los manifestantes, se disputo este miercoles el partido entre el Junior de Barranquilla y el River Plate de Argentina.

Mientras que afuera del estadio se vivían momentos de tensión por la feroz represión de la policía contra un grupo de manifestantes, que protestaban en el marco de las movilizaciones del Paro Nacional, adentro el fútbol se disputó en medio de una burbuja, que no resistió ante los estruendos de las detonaciones y las aturdidoras.

Fue así que en el minuto 23 de juego, el partido tuvo que detenerse por la presencia de gas lacrimógeno que ingreso al campo de juego y afectó a varios jugadores. Solo basta ver la imagen de director técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, para entender la gravedad de los hechos.

Mientras los jugadores se tomaban un respiro, Diego Latorre, comentarista de ESPN, describió así la situación para resto del continente que seguía el partido por su pantallas de televión.

“El futbolista participa de la sociedad, es parte de la comunidad. No es solo un futbolista, es una persona que juega al fútbol. Por eso hablaba de la sensibilidad, sobre todo por el poder que tiene. Parece un acto de irrespeto hablar del fútbol cuando están pasando cosas graves que importan de verdad, al igual del fútbol, en otra escala”, dijo el comentarista.

Minutos después, al final del compromiso, Gallardo no fue ajeno a la crisis social que atraviesa Colombia y su molestia por los disturbios que interrumpieron el partido de la Copa Libertadores, que se jugó por la orden caprichosa del alcalde Jaime Pumarejo, mandatario de Barranquilla.

«Es un momento complejo, uno no se puede abstraer de lo que pasa. No es normal jugar en una situación tan inestable de lo que vive el pueblo colombiano, no fue normal ni en la previa ni en el partido», dijo el entrenador.

Y agregó: «Con gases lacrimógenos en el partido, escuchando estruendos, una situación anormal en todo sentido, no podemos mirar a otro lado… En esas circunstancias se jugó el partido«, dijo.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.