Parlamentarios colombianos le piden al Congreso de Estados Unidos no apoyar fumigaciones aéreas con glifosato

Justo cuando el país conoce el decreto con el que se ordena el regreso de las fumigaciones aéreas de cultivos ilícitos con glifosato en Colombia, un grupo de parlamentarios del país enviaron una carta al Congreso de Estado Unidos, en la que le expresan su preocupación por la medida del Gobierno de Iván Duque y piden que no sea apoyada.

«Solicitamos al Congreso de Estados Unidos no apoyar la reanudación de las fumigaciones con glifosato como mecanismo para combatir los cultivos de uso ilícito en Colombia y, por el contrario, apoyar la implementación del punto 4 del Acuerdo de Paz, el cual el gobierno colombiano ha dejado desfinanciado«, se lee en la carta.

En el documento de siete páginas, el grupo de parlamentarios que integran, precisamente, la Comisión Accidental sobre Política de Drogas del Senado, ponen a consideración de los congresistas de EE.UU. las razones por las que es necesario dejar de apoyar las fumigaciones aéreas con glifosato, y buscar otras salidas para combatir los cultivos ilícitos en Colombia.

«Hacemos un llamado al Congreso y al Presidente de Estados Unidos para que este documento sea considerado y tenido en cuenta en las decisiones de política exterior en América Latina, en lo que respecta a la lucha contra el narcotráfico», dice el documento.

Tras casi 40 años de erradicación forzada de cultivos ilícitos en Colombia, para los congresistas colombianos, ha quedado demostrado demostrado, teniendo en cuenta los datos técnicas, la poca eficacia de la medida  y «sus enormes costos económicos sociales y ecológicos tanto para Colombia, como para los Estados Unidos». 

Solo basta ver como los programas de fumigación, que fueron patrocinados con millonarios recursos de Estados Unidos, a través del Plan Colombia, no fueron efectivos para reducir la oferta o la demanda de cultivos y sustancias ilícitas, al menos en el largo plazo.

Por ejemplo, el uso de glifosato solamente logró reducir los cultivos ilícitos por dos años. Pero desde el 2004, a pesar de que el volumen de fumigaciones aumentó, los cultivos de coca empezaron a aumentar. 

«La pregunta de fondo es si esta millonaria inversión por parte de los gobiernos de Estados Unidos y Colombia ha sido efectiva para combatir el problema de seguridad y salud pública que representa el narcotráfico«. indica la carta

Pero, para los congresistas colombianos, la fumigación con glifosato no solo ha sido una estrategia fallida dentro de la política antidrogas y de seguridad, sino que además ha tenido efectos ecológicos colaterales muy negativos para el país, como la deforestación de la Amazonia.

Ante todo esto, una de las salidas al problema, según los congresista de Colombia, es continuar el Programa  Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), que demostró ser una estrategia eficaz para combatir los cultivos de uso ilícito, pero que dejó der ser financiado por el Gobierno Nacional.

Por ende, solicitan al Congreso de Estados unidos apoyar esta medida del punto 4 del Acuerdo de Paz, cuyo propósito es proporcionar una solución definitiva al problema de las drogas ilícitas.

«La sustitución de cultivos ha sido una estrategia probada con tasas de efectividad superiores al 90%. No obstante, el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), que hace parte del Acuerdo de Paz firmado por el gobierno colombiano en 2016, se encuentra desfinanciado y tiene un elevado índice de incumplimiento», dice el documento.

Alguno de los senadores que firmaron la carta son Gustavo Bolívar (Lista de la Decencia), Iván Cepeda (Polo Democrático), Feliciano Valencia (MAIS), Gustavo Petro (Colombia Humana) y Luis Fernando Velasco (Partido Liberal).

US Congress - Colombian Congress - Glyphosate Fumigation

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.