Veterinario en consejo de ministros

Por: Germán Navas Talero y Pablo Ceballos Navas

No todo el que escribe es un periodista. El grafitero escribe, y solo se tira las paredes.

Nos dijo un amigo veterinario que le ayudáramos a conseguir un puesto para tratar a los miembros del Gobierno Nacional. Nosotros le dijimos: explíquenos qué le va usted a tratar a esa gente; y él contestó: miren, no olviden que soy veterinario, y viendo las bestialidades que cometen los ministros y demás componentes del denominado Gobierno, sería perfecto. Hay bovinos, mulos, vacas, una que otra bestia; y abundan los loros -denominados voceros del Gobierno-. ¡Ese es el sitio! Ese es el trabajo que yo necesito. Para eso sí sirvo yo, señores.

Los autores de esta columna hicimos un examen de conciencia y la primera sorpresa, después de este examen, es que sí, tenemos conciencia. Y concluimos que más malo que lo actual no lo ha habido y será difícil de inventar. En puntaje de ineptitud -dicen los politólogos- encabezaba Pastrana, pero Duque, como dice el tango: le ganó por una cabeza. O como un sobrino dice: le dio materile. Y es que esto está tan mal que ni siquiera hemos podido saber qué porcentaje de colombianos han sido inoculados con la vacuna contra el Covid, pues mientras Pinocho-Duque afirma que somos un ejemplo en efectividad y organización, las estadísticas internacionales dan cuenta de que no se ha vacunado ni el 2% de la población colombiana.

Las malas lenguas políticas sostienen que la razón por la cual Duque y sus mariachis aspiran a una ñapita de dos años es muy sencilla, pues en este nuevo periodo sí alcanzarían a vacunar a un 10% de la población, y no quedarían tan mal ante el mundo.

Para defenderse de algunos medios de difusión como este y como muchos otros que hay en las redes hoy en día, Duque terminó de locutor, animador y presentador en la nueva DuqueTV, programadora de la casa de Nariño. Yo (Germán) estoy interesado en preguntarle al presidente de la Asociación Colombiana de Locutores, Armando Plata Camacho, si Duque ya se hizo miembro de nuestra asociación, para rogarle entonces que nos dé unas amplias conferencias sobre el uso del castellano, especialmente del pretérito del verbo querer.

No contento con su programita de tv, Duque debe estar aspirando a llevarse un India Catalina -como la de El Matarife-, ahora resolvió también montar un noticiero oficial (ejemplo de todo dictador. No olvidar a Rojas Pinilla) y ya con noticiero propio, Iván y la MinTic -la señora del apellido casi impronunciable-, saldrán a competir con Cecilia Orozco de Noticias Uno, que es lo único que queda, ya que los otros noticieros parece que se apagaron, porque no los ve nadie. Eso nos preocupa, pues dada la calidad de presentador y periodista que tendría el NotiOficial, vemos pocas posibilidades de que Noticias Uno pudiera volver a ganar un India Catalina, ya que Ivancito y sus bam band, harán hasta lo indecible por llevarse ese galardón, así como el del CPB, y hasta el de la parroquia de Bello. Nos dicen que dentro de las secciones que tendrá ese noticiero están diez minutos dedicados a la vida social del Ubérrimo y aledaños.

Alguien nos decía que los visitantes del Ubérrimo obviaban esa cosa tan harta como es ir a la plaza de mercado, o supermercado, por cuanto usted allí -como en la casa de Nari- podía encontrar al marrano, el ovejo, el piquete, don chanchullo, el tuso, el garbanzo, platanito, el mango -o el manguito-, la vaca, el ternero, el sancocho; en fin, todos los animales y platos que usted quiera, allí los encuentra. Así que se fregó Paloquemao y la plaza de Las Cruces.

Un periodista disgustado por la competencia que les va a montar Duque y su NotiUbérrimo, decía que eso no era justo, porque no se explicaba de dónde iba a sacar el personal de comunicadores que esto requiere. Claro que, reflexionando al instante, él mismo se contestó “¡Ah, pues de la U. Sergio Arboleda!” Ese NotiUbérrimo siempre tendrá la noticia fresca, porque cuando ellos no son la noticia, fácilmente se la van a inventar. Y la página jurídica -otra sección de ese noticiero- la manejará lo más ‘granado’ de la juridicidad. Tendrán la ventaja de que los fiscales serán los mismos columnistas de la página judicial. Será chiviada general. Y cuando hablamos de “general” no nos estamos metiendo para nada con las Fuerzas Militares. Cuando decimos general, nos referimos a algo común: común-general cuyo nombre no quieren dar y que se excedió en caricias a la periodista Jineth Bedoya.

Se nos dice que, en materia de publicidad, Carrasquilla ya solucionó sin necesidad de crear más impuestos el problema de la financiación, y sin necesidad de vakis -como les toca a otros- sino simplemente el águila (de la cerveza ¿no?) y los azúcares de las gaseosas darán cuñas suficientes para que el NotiUbérrimo pueda subsistir sin que eso salga de nuestros impuestos. Esa es la manera como Carrasquilla justifica de dónde saldrá el dinero para financiar los 500 mil millones y pucho que cuesta ese caprichito de Ivancito. Pero como la publicidad es el éxito, nos contaron que ya el Archivo Nacional se financiará vendiendo las memorias de la primera dama y de algunos ministros. Dicen que cualquier memoria de un ministro se gana un premio, por la cantidad de mentiras que son capaces de sostener sin siquiera ponerse colorados. Ejemplos de mentiras frescas sin rubor nos las han dado en los últimos años los últimos tres ministros de Defensa.

Y hablando de mentiras… Hay gentes ilusas que dicen que la Reforma Tributaria que va a ordeñar a los vacunos de la clase media no pasará. Que eso en el Congreso no pasa. Nosotros, desde esta columna decimos que, como la uva, pasa, pasa y pasa. La razón es sencilla: estamos a un año de las elecciones parlamentarias; los congresistas requieren urgentemente mermelada para embrutecer más a sus electores, y la mermelada está entre la cartera de Carrasquilla, junto a unos bonos de agua, y esos señores congresistas elegidos por ese pueblo ignorante -como lo llamaba Gaitán-, aplaudirán la genialidad de MinHacienda para ordeñarlos sin que se den cuenta.

Si fueran terneros no mamarían la ubre de la vaquita, sino que la acariciarían, porque con eso conquistarían a la vaca. Los entendidos en la materia de hacienda pública sostienen que es absolutamente estúpido, ilógico e incongruente que, en plena pandemia, en recesión, con un desempleo que supera los dos dígitos, se vayan a establecer más gravámenes para la clase media. Los que contraargumentan afirman que este es un país rico, que si no fuera así cómo podrían los obreros tomar cerveza todos los sábados. Que por el contrario el salario mínimo es muy alto -tan alto como el comisionado Ceballos-, y que por eso este pueblo puede dar más. Es decir, se puede apretar más la ubre. Tanta razón tienen que los países donde la gente sufre y tiene coraje de rebeldía se hacen protestas que obligan a los gobiernos a dar marcha atrás. Se logra la rebaja de impuestos, se obtienen auxilios para los más necesitados y subsidios en general. Aquí les suben impuestos, les dan garrote, la fuerza pública los mata en las calles y lo único que les importa es cómo terminó el partido de fútbol, y por quien habrá que votar en la próxima elección. Y si alguien protesta porque tiene hambre, le dicen: “¡ah, es que usted come mucho!”.

Si usted reclama por el costo de las matrículas académicas la respuesta es: “¡Pues trabaje y páguese su estudio! El Estado está muy pobre”. Toda la platica que tiene la está invirtiendo en la compra de armas, o si no miren que le sobraban al Gobierno 14 billones de pesos y los invertirá en aviones de guerra, que no sirven ni para llevar exámenes de laboratorio a los olvidados antiguos territorios nacionales.

¿Usted cree que en un país racional alguien volverá a votar por los gobernantes de los últimos 16 años? ¿Usted cree que en un país con mediano uso de razón sus gentes votarían por un SÍ a la guerra y un NO a la paz?

Nuestros abuelos decían que al perro no le hacen aquella cirugía dos veces. Pero al colombiano se la hacen cada cuatro años, y pide que se la repitan. No estamos protestando, simplemente estamos dando una información con la misma veracidad que la daría Iván Duque y sus bam band.

Hay un poco de desocupados que, a más de proponer toda clase de modificaciones a la Constitución para seguir amarrados al poder y así seguir pelechando del presupuesto, tienen entre pecho y espalda como cinco reformas constitucionales que les permitirán oprimir a las minorías y ser ellos las mayorías. Una de esas medidas que tienen in-pectore es el voto de los miembros de las Fuerzas Armadas, que se calcula en 400 mil. Bonito regalo para el Centro Democrático y quienes le siguen.

Se aproxima la semana de pasión, y un amigo nuestro -muy sensato- dijo que la va cumplir a cabalidad, y será así como se encerrará en un amoblado con su amante a pasar -efectivamente- la semana de pasión.

Si tienen tiempo libre… ¡lean nuestras columnas y recomiéndelas!

Y de día de la madre, recomiéndelas a nuestros contradictores.

*Dicen que el libro más leído en la historia de la humanidad fue escrito por unos pescadores (ninguno de ellos era periodista, ni trabajó en el NotiBand que está próximo a salir al aire) pescadores que a su vez habían copiado unas tradiciones de la India. Es decir, la biblia fue un copy-paste de los indios, los chinos, y algo de los egipcios.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.