Desde el Congreso proponen que desaparezca la figura de la Primera Dama

La controversia que desató el supuesto libro autobiográfico que buscaba publicar la María Juliana Ruíz, esposa del presidente Duque, y el Archivo General de la Nación, llevó a que el representante a la Cámara, David Racero, cuestionara la figura de la Primera Dama en Colombia.

En la red social Twitter, el representante por la Lista de los Decentes abrió el debate sobre el papel de la Primeras Damas, al manifestar que «ninguna mujer por el hecho de ser la compañera de vida de un mandatario debe renunciar a su vida profesional para asumir un rol que no existe constitucionalmente».

Por tal razón, para Racero, esa figura debería desaparecer, «porque no es útil y sí genera muchos gastos al país», trino el representante

«Considero que esa figura debe desaparecer, no es útil y sí genera muchos gastos al país», trinó el representante.

Además, recordó que, pese a que la Corte Constitucional en 1994 suprimió el despacho de la primera dama, que se encargaba del desarrollo de funciones de apoyo administrativo y asistencia, esas decisiones en la actualidad no se han respetado.

Si bien el cargo de ‘primera dama’ es no es remunerado, ni tiene obligaciones estipuladas.  En 1994 la Corte Constitucional determinó que determinó que era posible que ocupara cargos públicos sin nombramiento directo del presidente, ministros, jefes de departamento o directores de entidades descentralizadas.

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.