Indígenas Misak derriban estatua de colono y esclavista español para reivindicar la historia

indígenas misakFoto: tomada del instagram @JuventudHumana

/yu

Indígenas Misak derriban estatua de Don Sebastian Belalcázar, colono y esclavista español.

Este miércoles, decenas de indígenas culminaron una marcha por la vida con el derribamiento de la estatua ubicada en el morro de Popayán como símbolo de descolonización y dignidad de su etnia.

Según los Movimientos de Autoridades Indígenas, Belalcázar representa la violencia y represión contra sus pueblos debido a los despojos, genocidios y acaparamiento de tierras que en su época realizó el colono en nombre de una superioridad moral, cristiana y de raza.

Por su parte, el alcalde de Popayán, Juan Carlos Florez rechazó el acto en una entrevista en Blu Radio “No podemos entrar a quemar todos los monumentos porque significan algo que no nos gusta”.

Aunque algunas personas y medios de comunicación han comparado este derrocamiento con las recientes protestas en Estados Unidos por el asesinato del afroamericano George Floyd, en la que muchos ciudadanos también derribaron estatuas de colonos españoles racistas. Cabe mencionar que, en las redes sociales muchas personas también han salido a apoyar la resignificación de la historia y califican este hecho como un acto de dignidad de nuestros pueblos originarios.

 

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

3 Comments on "Indígenas Misak derriban estatua de colono y esclavista español para reivindicar la historia"

  1. En Colombia ni en América debería existir estás estatuas adorar a esos verdugos de nuestros antepasados es demostrar sumisión y estupidez ante estos matarifes

  2. Que gran triunfo de nuestros indígenas!!!

    Dignos de respeto y admiración
    👍👏👏

  3. Xque tener estatuas a hijos de puta que llegaron a colonizar(asaltar territorios indios), asesimar indios, robar todo y todavia siguen robando ayudados x los gobiernos de turno colombianos, mas animales y asesinos que los extranjeros.

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*