Crónica: Daniel Felipe Martínez gana la etapa trece del tour de Francia 2020

Por: Urias Velásquez /twitter: @UriasV

La etapa trece del tour de Francia pasará a la historia del deporte colombiano como una verdadera gesta épica. Cuatro colombianos entre los diez de la general, todos con opción de título y una victoria espectacular de una joven promesa del ciclismo nacional: Daniel Felipe Martínez. Y, sin embargo, los sentimientos son encontrados.

De alegría porque la imagen gallarda de Daniel Felipe Martínez sentado en su bicicleta, levantando los brazos, formando un corazón con sus manos y ganando la etapa eriza la piel. De  tristeza porque la clasificación general se escapa, ya entre Primoz Roglic, el a hoy líder indiscutible de la carrera, y Egan Bernal hay cerca de un minuto de diferencia.

Sin embargo, una cosa hay que dejar bien clara, clarísima: que Egan Bernal, Rigoberto Urán, Nairo Quintana y Miguel Ángel López lo dieron todo, lo hicieron todo como para hacer que cada colombiano se sienta orgulloso y bien representado por ellos.

A falta de dos kilómetros la oportunidad de la etapa para el país era remota, si bien Daniel Felipe -el ciclista colombiano que corre para el Education First- se había involucrado desde comienzos de la etapa en una fuga que llegó a tener más de diez minutos de ventaja no pudo sostener el ‘arranconazo’ que metió Maximilian Schachamann. Pronto la diferencia entre los dos pedalistas se fue al minuto.

Poco a poco las esperanzas parecían estar perdidas, pero con Martínez, el reciente ganador del Critérium Dauphiné, las etapas terminan solo cuando terminan, así que el escarabajo colombiano lejos de rendirse lo intentó una y otra vez, hasta que por fin se le dio y a su rueda solo pudo pegarse Lennard Kamna, el compañero de Schachamann en el equipo Ale-Bora.

Las imágenes no dejaban dudas, las piernas de Martínez respondían a todo, incluso a varios enviones que le hizo Kamna con el ánimo de alcanzar a su paisano y así sellar en favor de los Alemanes la etapa, pero Martínez hoy fue un verdadero genio y si bien permitió que el sándwich alemán se preparará lo hizo a la colombiana.

Uno a uno los cronómetros de la organización comenzaron a indicar el retraso de los pedalistas que perseguían, primero 20 segundo, después 18, luego 16, para cuando iba en 10 segundos ya el aroma de la bicicleta de puntero se sentía en el ambiente y motivaba a los perseguidores a intensificar el ritmo, a acelerar, a dar un pedalazo más. Faltando menos de medio kilómetro, la captura se dio y ahora el grupeto de tres pedalistas se juntaba para ponerle el pecho a la brisa al frente de la competencia.

Pocos metros más adelante Schachamann se fundió y su bicicleta se quedó petrificada en el pavimento. Martínez permaneció junto a Kamna, cuidándolo como si se tratara del boleto del premio gordo de la lotería al que no se le podía quitar el ojo de encima, revisando cada uno de sus movimientos, cerciorándose de que no hubieran sorpresas.

Pero el alemán también tenía sus propósitos y faltando poco menos de doscientos metros para llegar a la meta ejecutó un ataque brutal sacándole a su rival entre dos y tres bicicletas de distancia, aún así, Martínez  fue paciente y resistió, a las claras su cabeza estaba fría y le llegaba el suficiente oxigeno como para decidir lo mejor, así que en el momento exacto se paró raudo en los pedales –cosa que casi nunca hace- y pedaleó, pedaleó y pedaleó, con fuerza, con decisión, tanto que en tres o cuatro sacudidas alcanzó y sobrepasó al alemán poniendo entre ellos tierra suficiente como para hacer sonar el himno, izar la bandera colombiana en lo más alto del podio y así escribir una página indeleble en la historia del ciclismo nacional.

Pocos minutos después otro drama espectacular se vivió atrás en el pelotón principal y en el marco de  la lucha por la clasificación general: el primero en flaquear fue Guillaume Martin, hasta ese momento, el ciclista francés mejor ubicado en la general, a poco más de dos minutos y en el tercer lugar. Después le correspondió el turno al gran Nairo Quintana -quien kilómetros antes se había ido al suelo en una caída múltiple que dejó sumamente golpeado a Romain Bardet y por fuera de la competencia nada menos y nada más que a Bauke Mollema, uno de los grandes candidatos a la clasificación general-.

Después al que se vio débil fue a Egan Bernal quien perdió la rueda en un arrancón de Tadej Pogacar, el ciclista esloveno y uno de los favoritos de los expertos a quedarse con el tour. Y ahí fueron ‘las de Troya’ porque y como el hábil cazador que espera le flaqueza de su presa: Primoz Rouglic, el líder y favorito número uno para quedarse con la edición 2020 del tour -esto de acuerdo con los expertos- estableció un ritmo infernal que con dificultad apenas si le siguió el propio Pogacar.

Y es que la verdad el pedaleo de los demás ciclistas comparado con el de Rouglic parecía en cámara lenta. De repente y en lugar de regular las fuerzas explota aún más, se pone de pie en la bicicleta y danza armónicamente hacia adelante con una fuerza descomunal que en menos de un par de kilometro le aplica tremenda diferencia a los demás.

Egan resiste, saca la lengua, baja la mirada pero sus piernas son un par de bolardos pesados de cemento que con dificultad se mueven y difícilmente encuentran el ritmo, aun así, el guerrero, el deportista maduro y sereno se concentra, lo importante es no perder tanto tiempo, mantener el ritmo, queda todavía mucho tour por delante. Así que se acomoda lo mejor que puede, fija la vista hacia adelante, por momentos en la carretera, es evidente que la está pasando muy mal.

Aun así, su profesionalismo y fuerza de voluntad lo remolcan y lo que parecía ser una catástrofe en cuanto al tiempo perdido se consigue mitigar y dejar alrededor de medio minuto que sumando a lo ya perdido en otras etapas lo ubican a un minuto del retener el título, ese título que no hizo vibrar a todos los colombianos en el 2019 y que lo consagró a él: a Egan Bernal, como el ciclista más emblemático y querido de la escena nacional.

Al final las clasificaciones quedan así:

 

Clasificación de la 13ª etapa

1. Daniel Felipe Martínez (Col/Education) 5h 01′ 47»

2. Lennard Kamna (Ale/Bora) a 4″

3. Maximilian Schachamann (Ale/Bora) a 51″

4. Valentin Madoudas (Fra/Groupama) a 1:33

5. Pierrer Roland (Fra/Vital Concept) a 1:42

 

Clasificación general tras la 13ª etapa

1. Primoz Roglic (Esl/Jumbo-Visma) 56h 34′ 35»

2. Tadej Pogacar (Esl/UAE) a 44″

3. Egan Bernal (Col/Ineos) a 59″

4. Rigoberto Uran (Col/Education) a 1:10

5. Nairo Quintana (Col/Arkea) a a:12

8. Mikel Landa (Bahrain) a 1:55

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

1 Comment on "Crónica: Daniel Felipe Martínez gana la etapa trece del tour de Francia 2020"

  1. Los Felicito, por tan importante Web, entraron muy bien y desde China, recibo bien el acceso a» Cuarto de hora», Sencilla la pagina, pero de buen acceso, Sigan adelante, Mejor acceso que Semana,El espectador y otros.Les recomiendo Una Sección International,que pueden alimentar con las Webs Asiáticas,Porque Ya en este Bloque Oriental, vemos el desarrollo del mundo de otra Ética diferente y más popular y liderada por países ProSocialistas. Adelante realmente los Felicito, iniciaron Excelente. Falta promover la página!!

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*