El puerto de Tribugá: un crimen al ecosistema disfrazado de «desarrollo»

TribugáFoto: Natalia Botero / Fundación Macuáticos Colombia

~yu

Hoy 9 de septiembre,  la Gobernación de Chocó y la Asamblea Departamental debatirán si declaran el proyecto del Puerto de Tribugá como una obra de utilidad pública e interés social; a partir de esta designación podrán expropiar de sus territorios a las comunidades afrodescendientes e indígenas Embera que habitan en el municipio de Nuquí y generar daños irreversibles a los ecosistemas.

El Puerto de Tribugá se ha venido condensado desde el primer período del expresidente Álvaro Uribe Vélez, dentro del Proyecto Arquímedes como un conglomerado de propósitos que incluye la construcción de carreteras y la infraestructura portuaria a pocos kilómetros del Puerto de Buenaventura el cual tiene el 56% de su capacidad subutilizada y que a pesar de ser el puerto más importante de Colombia, su municipio se encuentra dentro de los más pobres del país. Allí la población carece de un sistema de acueducto, agua potable y sufre con los altos índices de desempleo y violencia.

La creación del Puerto Turístico Marina de Tribugá  pretende establecerse como una zona franca de ampliación comercial del Eje Cafetero y de Antioquia, lo que implica la realización de obras en 114.438 hectáreas de áreas protegidas donde crecen 8 especies de manglar nativo, habitan 270 especies de aves, 4 especies de tortugas, cerca de 1200 clases de peces, moluscos, crustáceos y anualmente llegan aproximadamente 3.000 ballenas jorobadas para tener sus crías. Sin duda, este proyecto condensa el  mayor de los crímenes contra uno de ecosistemas más estratégicos de Colombia.

Dentro de las afectaciones sociales denunciadas por las comunidades de Nuquí y de los territorios aledaños ante el supuesto proyecto de “desarrollo” están el desplazamiento forzado y la transformación de un territorio pacífico en un centro operativo del narcotráfico porque  los grupos delincuenciales aprovecharían el puerto y la corriente de Humboldt para traficar cocaína hacia panamá y luego a los países del norte.

Por otra parte, la ciudadanía colombiana aterrada ante las consecuencias de la mega obra se ha manifestado en las diferentes redes sociales tejiendo una oposición #NoAlPuertoDeTribugá consciente con el medio ambiente frente a los intereses comerciales del Gobierno del Presidente Iván Duque.

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "El puerto de Tribugá: un crimen al ecosistema disfrazado de «desarrollo»"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*