Pasantías con dignidad en el Distrito

Pasantías con dignidad

Por: Heidy Sánchez Barreto

Dignificar lo que muchos jóvenes hoy tienen que realizar de manera gratuita para poder salir graduados como profesionales, la mayoría de las veces en condiciones precarias o compitiendo con una situación de inestabilidad o vulnerabilidad económica, es la intención del Proyecto de Acuerdo que presentamos y que pasará a segundo debate en la Plenaria del Concejo de Bogotá luego de su discusión, enriquecimiento y aprobación en la Comisión de Gobierno. Es inconcebible que este trabajo que realizan los jóvenes pueda seguir siendo gratuito, profundizando la dura situación laboral que de por sí ya tienen que enfrentar en la ciudad.

El objetivo del proyecto es establecer una política de dignificación de las prácticas laborales en las entidades públicas distritales, empezando con el Concejo. Se busca brindar al pasante o practicante un auxilio de sostenimiento mensual equivalente a un salario mínimo legal vigente y su respectiva afiliación al sistema de riesgos laborales, generando condiciones para que estos jóvenes tengan una vinculación adecuada en su primera experiencia ligada al mundo laboral.

Con relación a esto, es necesario recordar que a nivel mundial la juventud cuenta con una tasa de desempleo del 13%, lo cual representa casi el triple de la tasa de desempleo de los adultos según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). De igual modo, el 37,7% de los jóvenes con empleo viven en situación de pobreza extrema o moderada, mientras que entre los adultos con empleo la proporción es del 26%. En el caso de América Latina y el Caribe, los jóvenes desocupados para el tercer trimestre de 2018 representaron el 20%; es decir que 1 de cada 5 jóvenes de la región está en busca de trabajo y no tiene éxito al respecto.

En el caso colombiano, según el DANE, la tasa de desempleo para los jóvenes en el trimestre que comprende de septiembre a noviembre de 2019 fue de 16,7%, mientras que en el mismo periodo de 2018 fue de 16,1%; es decir, una tasa de desempleo en aumento. Dicho incremento en el trimestre móvil de septiembre a noviembre de 2019 de 0,6% representa y da como resultado una cifra que supera la tasa de desempleo general nacional, confirmando las dificultades de vinculación laboral para la juventud en el país.

En cuanto a Bogotá, la cifra de jóvenes desempleados representa casi el doble del total de desempleados en toda la ciudad. Además, para el 2018, un 1,8% de los jóvenes de la ciudad no recibía ingresos por su trabajo. Los altos niveles de informalidad y la baja calidad del empleo para los jóvenes en Bogotá quedan retratados en el 54,2% de las personas jóvenes ocupadas quienes recibieron menos de un salario mínimo al mes en 2018. En ese sentido, es evidente que las condiciones laborales son mucho más difíciles para los jóvenes, cuestión que se agrava para las mujeres jóvenes y que se profundizará producto de la pandemia.

Es allí donde tiene cabida este Proyecto de Acuerdo que presentamos en unidad con otros concejales, pues trata de brindar una oportunidad en el Distrito para realizar la práctica laboral con auxilio, de tal forma que, en el caso del Concejo, las 135 plazas que ofrece semestralmente tengan este carácter. Lo anterior recoge las recomendaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el énfasis que se tiene que hacer en los jóvenes para superar la difícil situación laboral a nivel mundial, lo que está en diálogo con acciones dispuestas en la materia en el “Estatuto de Ciudadanía Juvenil” y en la “Política Pública Distrital de Juventud 2019-2030”. Todo esto bajo el objetivo de dignificar las prácticas desarrolladas mayoritariamente por jóvenes estudiantes de educación superior, acercándose y garantizando lo que en la definición de trabajo digno se contempla como “remuneración mínima vital y móvil proporcional a la cantidad y calidad de trabajo”.

A nivel internacional, desde la Declaración Universal de Derechos Humanos, y pasando por el Convenio No. 111 de la OIT, hay un mandato de discriminación positiva hacia la juventud, en especial, en lo que tiene que ver con las posibilidades de acceso al mercado laboral y las condiciones de dignificación del trabajo en esta población. Asimismo, el ordenamiento jurídico nacional materializa ese mandato desde la Constitución misma (artículos 13, 25 y 53) y en el Estatuto de Ciudadanía Juvenil (Ley 1622 de 2013), en la Ley de emprendimiento y fomento al empleo juvenil (Ley 1780 de 2016) y en la recientemente expedida Ley 2043 de 2020 sobre la experiencia profesional relacionada para jóvenes.

Igualmente, en la Resolución No. 3546 de 2018 del Ministerio del Trabajo y en oficio del Ministerio de Educación, se establece que pueden existir prácticas o pasantías en las que se puede otorgar un auxilio de sostenimiento al estudiante que las realiza, siempre y cuando así lo quiera la respectiva entidad. En conclusión, no solo hay un mandato de optimización en la Constitución Política desarrollado por las leyes, consistente en superar las condiciones de desempleo y precariedad del empleo juvenil, sino que hay una habilitación reglamentaria que establece que cada entidad puede, si a bien lo tiene, otorgar un auxilio o subsidio de sostenimiento a sus practicantes en el marco de la actividad que estos desarrollan.

Es por ello por lo que elevamos esa voluntad y disposición de dignificación de las prácticas a un acuerdo que se efectúe en el Distrito, iniciado por el Concejo de Bogotá, donde existe la viabilidad presupuestal para su consecución.  Teniendo en cuenta que el Salario Mínimo Legal Vigente está en $877.803, las 135 plazas ofrecidas semestralmente tendrían un costo de $1.422.040.860, lo que representa entre un 2% y 3% del total del presupuesto del Concejo, haciendo análisis con base en las cifras del año 2019.

Como se ha evidenciado en el Sistema de Presupuesto Distrital (PREDIS) durante las últimas 4 vigencias fiscales (2016 a 2019) los recursos no ejecutados ascienden a una cifra entre $3.000 y $6.000 millones de pesos, lo que permite poner en evidencia que la cuantía requerida para garantizar la remuneración a los pasantes es en promedio apenas la cuarta parte de lo que el Concejo de Bogotá ha dejado de ejecutar durante estos años.

Esto quiere decir que hay garantías para realizar esta asignación presupuestal, teniendo en cuenta que por ejemplo para el 2019 el Concejo de Bogotá tuvo un presupuesto apropiado de casi $72.000 millones de pesos, de los cuales comprometió $67.000 millones, es decir, con un saldo presupuestal en promedio de $4.350 millones de pesos. Esta cifra representa un monto poco significativo frente al total de ejecución del presupuesto del Concejo, no obstante, sí puede resultar una remuneración significativa en reconocimiento de sus labores para más de 100 jóvenes pasantes que semestralmente acompañan la labor de las y los concejales y que puede ser de gran ayuda para ellos y sus familias, más en esta época tan compleja.

Este proyecto fue apoyado por los 15 concejales de la Comisión Permanente de Gobierno y pasará a segundo debate en Plenaria, esperando que allí reciba la acogida de todos los cabildantes y pase a sanción de la alcaldesa para convertirse en un Acuerdo de la ciudad de Bogotá en beneficio de la juventud.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.