El Payaso Presidenciable

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Cuarto de Hora

Por Beto Coral.

El uribismo está en decadencia total. Nuevos falsos positivos, chuzadas, contratos millonarios y creación de burocracia en plena pandemia, asesinatos de líderes sociales y desmovilizados, producción de cocaína en su máximo esplendor, desconexión total con el pueblo, vicepresidenta envuelta en escándalos con Narcos y la cereza del pastel: la “ñeñe política”, la prueba de la ilegitimidad de este gobierno liderado por un estólido e inexperto personaje que no sabe ni lo que dice, ni lo que hace.

El uribismo está en un callejón sin salida: han hecho de la democracia un averno. En todo caso son capaces de hacerles creer a sus seguidores que viven en el propio edén, para ello, utilizan el engaño, la demagogia, el falso nacionalismo y para las próximas elecciones, necesitan un candidato capaz de liderar esos sofismas pero de frente, ya que el experimento de mostrar un “carita amable” de supuesto centro no les funcionó muy bien con Iván Duque. Esta vez necesitan a un demagogo, un bufón, un provocador, un instigador, un manipulador sin escrúpulos que encarne los postulados más uribistas: el arribismo, el clasismo, la arrogancia, la prepotencia, el odio contra el medio ambiente,  la homofobia, el machismo, el populismo. Es decir,  necesitan un “show-man” lleno de banalidad, un payaso en toda su expresión: Sí, Abelardo De La Espriella será el candidato del uribismo para las elecciones en el 2022. Entre otras razones: porque no tienen con qué, ni con quien más.

De La Espriella, histriónico personaje que piensa que la estética es más importante que la ética, cumple el primer requisito para ser digno representante del uribismo: tener problemas judiciales. Poco se habla de eso, pero en su contra hay procesos por distintos delitos, entre otros: falsa denuncia, injuria, falso testimonio y concierto para delinquir. Cabe señalar que en ninguno de estos procesos ha sido declarado culpable; algunos se encuentran archivados, otros estancados. De cualquier manera, hablamos de un individuo que se sale con la suya cada vez que se lo propone, no de la mejor manera –es cierto-, pero lo hace. Tal y como sucedió en el año 2008 cuando un testigo de la Corte en varios casos de la “Parapolítica” llamado René Zorrilla,  lo acusó de pertenecer a las AUC; la fiscalía le abrió una investigación, pero sospechosamente el testigo, quien había sido tomado en cuenta como creíble en otros procesos, se retractó dejando así la investigación lista para el archivo. Para nadie es un secreto la afinidad de De La Espriella con la lucha paramilitar, no solo participó en las negociaciones con las AUC, sino que, además, fue cercano al señor Salvatore Mancuso, responsable de más 300 muertes y ser el autor de las masacres de Mapiripán, El Aro, La Gabarra y la dolorosa masacre de El Salado donde asesinaron a más de 100 personas- que en el 2008, sin pudor alguno, le dijo al periodista Gustavo Gómez, que la lucha paramilitar que dio Mancuso,  la debieron haber dado todos y cada uno de los Cordobeses: es decir, masacrar personas, desterrar campesinos y apoderarse de sus tierras.

Dos años atrás, en el 2006, Abelardo también había sido promotor de un referendo que buscaba eliminar la extradición y beneficiar a los paramilitares y lo hacía a través de una fundación llamada FIPAZ. Recorriendo el país entero, junto a Ernesto Báez –otro paramilitar sanguinario-, y  haciendo foros en los que reunía a cientos de estudiantes.

Siguiendo con la Parapolítica, fue defensor de más de 14 políticos elegidos gracias a los paramilitares. Defendió, por ejemplo, a Rocío Arias; a Eleonora Pineda, la cual fue condenada por concierto para delinquir dado que  aceptó haber recibido apoyo de los paramilitares. También es conocida su amistad con Ernesto Yamhure, el escribiente de Carlos Castaño y –presunto- determinador en el homicidio de Jaime Garzón.

De La Espriella, también defendió a David Murcia Guzmán, pionero de las pirámides y fraudes financieras en Colombia, dueño de DMG y quien estafó a miles de familias que confiaron su inversión a cambio de utópicos rendimientos, Abelardo recibió como pago cuantiosos dineros, hasta hoy se desconocen las cifras. En ese momento, cuestionó y atacó al Expresidente Alvaro Uribe por su decisión de intervenir estas “empresas”.

Posteriormente, su afán de figurar lo llevó a varias defensas, entre esas dos muy publicitadas por los medios, la primera, la del pastor que abusó  de mujeres en Nariño y a pesar de existir unos videos que así lo confirman, inexplicablemente, lo consiguió sacar absuelto por la justicia. Su amistad con abusadores de mujeres se extendería hasta el presente, ya que es defensor acérrimo del “periodista” Gustavo Rúgeles, famoso por golpear brutalmente a su pareja. Y la segunda, la que asumió del capitán de la policía que asesinó al Joven Dylan Cruz.

Hasta aquí, todo show, muchos procesos que lleva son por “cuota-litis”, o que el pago depende de su resultado y otros por “pro-bono público”, o sea gratis. Pero entonces: ¿de dónde sale la fortuna de este señor? Las respuestas comienzan a aparecer en el año 2006, cuando De La Espriella solo tenía 4 años de haberse graduado de derecho y su empresa solo tenía 2 años de fundada, según reveló el periodista Daniel Coronell, en ese momento, el abogado se ganó extrañamente, un contrato por más de 2000 millones de pesos, con el consorcio Asa internacional, proponente de la licitación del aeropuerto El Dorado, quien tenía entre sus socios a los hermanos Nule y los Char, cuando en ese momento su empresa desconocida, apenas reportaba ingresos de 11 millones de pesos.  Claramente no era todo el capital que tiene De La Espriella, pero si, fue un extraño comienzo para un abogado que desde ese momento se conocería por lo que tiene, por lo que habla y no por lo que hace.

Desde 2013 fue el abogado de Alex Saab, testaferro del régimen Venezolano de Nicolás Maduro, acusado por Estados Unidos de lavar miles de millones de dólares del pueblo Venezolano. Su otrora amigo Jaime Bayly denunció que De La Espriella recibió más de 12 millones de dólares por parte de este testaferro Colombiano preso hoy en Cabo Verde.  Aquí puede estar la respuesta a los lujos del payaso presidencial que recientemente se retiró de la batalla jurídica que emprendió contra el propio Daniel Coronell en Estados Unidos, al verse obligado a justificar todos sus ingresos desde el año 2012.
Al término de escribir esta columna, el periodista Gonzalo Guillén, reveló una fotografía en la que se ve al Abogado con el narcotraficante Jorge Luis Hernández Villazón, alias “Boliche” quien también tuvo nexos con Alex Saab y además es primo del narcotraficante “Ñeñe” Hernández.

Es de anotar, que el papá de Abelardo, también aparece en varias fotografías con el Ñeñe; quien fue extrañamente asesinado en Brasil en mayo del 2019 y es el principal protagonista del escándalo en el que se probaría que el uribismo compró las elecciones presidenciales de 2018.

Este es el trasegar de un momo nesciente que ha desprestigiado el derecho Colombiano,  un indocto populista sediento de poder. El uribismo en pleno lo aclama, sin importar caer en la contradicción de apoyar a un individuo que se enriqueció con dineros sucios y también del propio pueblo venezolano.

Señor Abelardo, no se rinda,  usted es lo mejor que le puede pasar a la izquierda, su postulación sería el tiro de gracia a un movimiento basado en premisas ilegales que tiene al país en esta debacle social, no tenemos la necesidad de destruirlo moralmente, usted hace rato se autodestruyó.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

5 Comments on "El Payaso Presidenciable"

  1. Otro ídolo de papel del uribismo

  2. Señor Coral. Un muy buen análisis que se podría llamar, crónica de una muerte anunciada. Gracias.

  3. Amigables con el Ambiente; Biodiversidad yTransparencia #InnovacionAgroYa #LaFuerzadelaEsperanza #La3raViadelZipa #EsConAcciones

  4. Exelente columna, a todos estos bandidos hay que ir visibilizando

  5. Realmente creo, q Uribe SI sabe lo q dice y hace. Su forma de obrar respecto a los medios de comunicación, indica un alto grado de conciencia. Basta con haber leído o visto sus actuaciones por mas de tres decenios, para entender q su forma sistemática de respuesta es indicativo de esta conciencia y de sus propósitos fundamentados en ella. No responder a acusaciones, mas bien utilizar otras ideas dispares y discordes, sofismas de distracción es la muestra mas clara de lo q es la tactica uribista y su forma de hacer politica. Son muchos los anos de engaño y de uso de esta tactica para q se caiga en forma iterativa en su redes de Uribe.

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*