Comunidad transgénero se moviliza para exigir justicia frente a los asesinatos de sus compañeras

Fotografía tomada de: DW.com

Por Yulith Almenarez Castro / @yulithalmenarez

Feminicidios, abusos de la fuerza pública y hasta discriminación en la atención médica cobran la vida de mujeres transgénero en nuestro país bajo la complicidad de las instituciones estatales y la censura de los medios de comunicación que rara vez le dan la primera plana o la trascendencia que merece el hecho de que la transfobia está exterminando a muchas en nuestro país.

A pesar de que en junio se vivió toda una manifestación y apoyo al orgullo LGBTIQ+, a través de la bandera de los colores del arco iris que adornó miles de perfiles tanto homosexuales como heteros en las redes sociales, este símbolo multicolor estuvo manchado con el color de la sangre de varios seres humanos a quienes se les arrebató la vida por su orientación sexual o por la forma en que se identificaban con su cuerpo.

El pasado 14 de junio se dio a conocer el feminicidio de una mujer trans, Brandy Carolina Brown, en el barrio La Chinita, área metropolitana de Barranquilla. Brandy había estado recluida en centros penitenciarios, desde allí denunció prácticas crueles que degradaban su identidad de género.

En menos de 48 horas del asesinato de la chica trans en Barranquilla, Kennedy Miguel Barrios Ojeda, conocida en su comunidad como ‘Ariana’, con tan solo 20 años de edad también fue asesinada con un arma blanca en su residencia en la ciudad de Santa Marta.

La intolerancia continúa, a finales del mes del orgullo gay, otra mujer transgénero, trabajadora sexual, con 21 años de edad fue asesinada. Al parecer a Eilyn Catalina quien vivía en la ciudad de Medellín le arrebataron su vida en una acto de intolerancia, por el simple hecho de ser trans.

El día de ayer 1 de julio hubo una nueva denuncia de abuso de la fuerza por parte de unos policías contra una mujer de esta comunidad en el barrio San Carlos, localidad de Tunjuelito en Bogotá.

Es pertinente recordar, el estremecedor caso de transfobia institucional que le costó la vida a Alejandra Monocuco, quien se desempeñaba como trabajadora sexual en el barrio Santa Fe en la ciudad de Bogotá y quien no recibió la debida atención médica por padecer VIH. Varias irregularidades rodearon su caso desde un informe falso que buscaba justificar la negligencia del servicio de salud hasta el silencio cómplice de las entidades del Distrito que operan bajo el mando de la Alcaldesa Claudia López quien paradójicamente pertenece a la comunidad LGBTIQ+.

Los anteriores son solo algunos de los tantos casos de discriminación y vulneración de los DD.HH. que tienen desenlaces mortales para la comunidad transgénero y que se vuelven invisibles e indiferentes en la opinión pública, conservadora y excluyente del país.

La comunidad transgénero, a través de la movilización social buscan justicia y la atención por parte del Estado para estos casos como un mecanismo para contrarrestar el exterminio del cual se sienten amenazadas. El próximo viernes 3 de julio  emprenderán la marcha #YoMarchoTrans en varias ciudades del país bajo los distintos protocolos de bioseguridad como el distanciamiento entre los asistentes, uso de tapabocas, guantes y desinfección con gel antibacterial.

Bogotá: a las 5pm desde el parque Nacional / parque de los hippies.

Medellín: 5:30 pm parque Bicentenario/ parque de Bolívar

Popayán: 3pm Bomba La Esmeralda

Tunja: 2:30pm parque Pinzón

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "Comunidad transgénero se moviliza para exigir justicia frente a los asesinatos de sus compañeras"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*