En materia de aborto, la Corte mantuvo la jurisprudencia que venía de 2006

La Corte Constitucional mantiene las causales para ejercer el aborto que venían establecidas desde el 2006 : riesgo para la vida y la salud (física y mental) de la mujer; mal formación del feto; inseminación artificial no consentida; incesto y violación.
La discusión sobre el aborto fue retomada debido a la demanda presentada por la abogada Natalia Bernal Cano quién le pidió a la Corte tumbar las tres causales vigentes para el Interrupción Voluntaria del Embarazo – IVE-.
El debate sobre este tema ha caldeado los ánimos, la semana pasada la Corte rechazó las recusaciones presentadas por Dolores Margarita de Gnecco, directora de la Fundación Camino, y quien señaló que seis de los magistrados ponentes tenían intereses particulares sobre el aborto toda vez que habían participado en la decisión adoptada por la Corte en el 2006.
La misma Corte estudió las recusaciones y las negó bajo el argumento que los magistrados participantes en la discusión de 2006 lo habían hecho en el marco de sus funciones.
En todo caso, ambos grupos, tanto el de quien lucha por despenalizar en su totalidad el aborto como el que defiende la vida del por nacer se expresaron enfáticamente. Las primeras: las feministas lo hicieron por medio de un plantón al frente al palacio de justicia -lugar donde la corte discutiría el tema- y su argumento principal fue el que las mujeres son las únicas que deben tener el derecho a definir sobre sus cuerpos. El segundo grupo, el de los próvida, mientras tanto, afirmó que: “nuestra posición en contra del aborto obedece a nuestras creencias cristianas, estamos inconformes con la decisión de la corte porque pensamos que el aborto solo debe ser posible cuando está en riesgo la vida de la madre o la vida del feto(…) no importa que sea un caso de violación, cuando hay fecundación ya existe vida”.

Por su parte, la Secretaría de la Mujer manifestó a través de un comunicado que:”el reciente debate sobre la IVE sirvió para evidenciar que existen profundas barreras institucionales y socioculturales, que impiden y agravan la garantía de este derecho”.  La secretaría también advirtió que  después de la sentencia proferida en el 2006 se ha registrado que profesionales de la salud acuden a opiniones personales  para objetar conciencia o llenan de trámites adicionales el procedimiento, tales como juntas médicas y autorizaciones por parte de los familiares, implicando barreras al acceso y al derecho que tienen las mujeres.

Diana Rodríguez, Secretaria Distrital de la Mujer, insistió en que “las mujeres no deben ser juzgadas ni criminalizadas por tomar decisiones sobre su vida y su salud”.

De cualquier manera, el tema del aborto es un tema demasiado álgido y de ese se hace permanentemente uso político. Situación que en esta oportunidad también se repitió cuando los integrantes del Centro democrático -particularmente Uribe- propusieron lanzar un referendo para defender vía sufragio la posición de los próvida respecto del aborto.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.