Un auténtico carrusel de la estafa

Por: Unidad Investigativa CuartoDeHora.com (UIC) /twitter: @CuartoDeHoraCol. Director: Urías Velásquez /twitter: @UriasV

Por medio de publicidad engañosa y convenios con entidades del Estado, el Instituto Eurotechnology conseguía -y aparentemente consigue- estudiantes, los presenta al ICETEX y luego en tiempo record se embolsilla los dineros que la entidad desembolsa, pero jamás le cumple a los estudiantes, bien sea porque usa estratagemas para que estos no se gradúen, o bien porque cuando los estudiantes consiguen graduarse jamás logran acreditar sus títulos –ni en España, ni en Colombia- pues el instituto no cumple con los requisitos exigidos, particularmente en el caso de Colombia, por el Ministerio de Educación Nacional.

 

Solamente por el lado del ICETEX son decenas de estudiantes engañados, personas que pagaron en promedio miles de euros o decenas de millones de pesos -cada uno- para estudiar una maestría virtual que supuestamente duraba 18 meses y que en muchos casos como el de Carlos Díaz –una de las víctimas- incluía; doble titulación, curso de inglés de 40 horas, rueda de negocios y el último mes presencial en España con subsidio del 40% en los pasajes.

Infelizmente de eso tan bueno nunca dan tanto y todos y cada uno de los estudiantes entrevistados para esta investigación (11) fueron engañados porque los títulos de maestría ofrecidos no cumplen con los requisitos legales que debe cumplir una maestría. De tal manera que aquellos que terminan los cursos simplemente se hacen acreedores a un papel que no tiene valor legal.

Pero la cosa no pasaría de ser un caso más de corrupción -de los tantos que abundan en este país donde ese flagelo cuesta cerca de 50 billones de pesos anuales, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Externado- si no fuera porque en este caso están implicados la Cámara de Representantes, la Policía Nacional, algunas Cámaras de Comercio y varias universidades nacionales, entre esas, la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC), así como al menos tres universidades internacionales: la Universidad Católica Portuguesa, la Universidad Fernando Pessoa y la Universidad Lusófona; y el ICETEX. Ésta última abonaba millonarios recursos públicos directamente a las arcas de Eurotechnology. Esos desembolsos se hacían a pesar de que Eurotechnology no cumplía con los requisitos mínimos establecidos por la ley y los estatutos del ICETEX.

Sueños destruidos

Raquel es una empresaria colombiana, profesional en Administración que durante años impulsó la editorial Logus la cual llevaba libros y sueños a niños en Boyacá y Putumayo; Como había proyectado con su esposo, diseñó un futuro que incluía mejorar su perfil académico, tomó la mejor opción de capacitarse a través de los cursos que ofrecía la Cámara de Comercio en Duitama. Tras aplicar, la Cámara le dio la noticia que pensó le cambiaría la vida para siempre: unas becas que ofrecía una “institución reconocidísima” -según la propia Cámara de Comercio-  el Instituto Eurotechnology. La primera persona que la contactó fue Clara Isabel Camargo, representante del Instituto en Boyacá, y quien tenía un módulo de atención directamente en la Cámara de Comercio de Duitama. Días después, a Raquel la contactó también la propia Ana Paleo, fundadora e hija del dueño de Eurotechnology, quien con marcado acento español le insistió revisar la página de la UPTC para cerciorarse que, también existía un convenio formal entre Eurotechnology y ésta universidad.

Tanto Raquel como su esposo fueron a la página oficial de la UPTC, hallaron el convenio y lo leyeron varias veces. Evidentemente, lo que decía Paleo era cierto, por lo que no había lugar a dudas: todo parecía ser legal y en su lugar, así que Raquel y su esposo se animaron a invertir, no solo sus sueños, sino también, todo su capital y mucho tiempo.

El caso de Leslie Rodríguez también hacía imposible albergar dudas sobre Eurotechnology porque ella consultó la información directamente en la página de internet del ICETEX. Sitio al que acudía cada tanto con la ilusión de encontrar un postgrado que, por un lado, le permitiera salir a estudiar al exterior –su sueño de toda la vida- y por el otro lado, le diera la oportunidad de conseguir un mejor trabajo. Al igual que le sucedió a Raquel, el trámite fue sorprendentemente rápido, por eso Leslie decidió pagar de un solo contado los 2380 euros que costaba la maestría y no recurrir al crédito de ICETEX.

leslie firma

Jair Socarrás, decidió presentar su nombre a las becas que ofrecía Eurotechnology, tras haber sido rechazado meses antes en una oferta laboral que ofrecía el Sena, mediante concurso de méritos de la Comisión Nacional del Servicio Civil- CNSC, por no reunir los requisitos de maestría que se exigían. En su caso, la rapidez del ICETEX a la hora del desembolso del crédito no lo impresionó para nada, confiaba plenamente en el buen nombre de esa institución. Y en unas pocas semanas ya estaba estudiando los módulos que la plataforma de Eurotechnology le permitía. Rara vez tuvo supervisión, esto le sorprendió, pero, sin embargo, decidió continuar y terminar su curso. Se graduó y feliz se fue a apostillar su título, pero ¡oh sorpresa! el diploma no le sirvió para nada porque no tenía la validez necesaria, y no le servía para presentarse a concurso público alguno.

A Marcela “la buena suerte” le sonrió cuando abrió su email corporativo del Banco Agrario y encontró una publicación acerca de unas becas que ofrecía el banco en convenio con un instituto español. A los pocos días estaba haciendo un desembolso de 22 millones de pesos a Eurotechnology. Sospechosamente se le pidió que trasfiriera el dinero a dos cuentas personales: la del señor Antonio Paleo, dueño de Eurotechnology y la de Lina Álvarez, Secretaria de Eurotechnology. Marcela consignó sin saber que el señor Paleo, presuntamente “pagó cárcel en España por una estafa a la compañía de teléfonos”, aunque esta  información no pudo confirmarse de manera oficial, a pesar de que en Cuarto de Hora llamamos a seis funcionarios de Eurotechnology insistentemente; uno de ellos es Antonio Paleo, y los otros, Ana María Paleo Franco (Hija de José Antonio), Gabriel Raña (primer representante legal), Ana María Valderrama (socia), Cristian Aldebo (actual representante legal) y Clara Camargo (representante en Boyacá).

A la señorita Echeverry, Sargento Mayor activo de la Policía Nacional –para el momento del enganche con Eurotechnology- la publicidad del convenio le llegó por vía institucional. Obviamente, a ella le sonó de inmediato pues siempre había querido mejorar su nivel educativo y esta era su gran oportunidad. El trámite en el ICETEX fue tan expedito que ella por momentos pensó que estaba soñando. Pero no, era la verdad y sin saberlo: “Echeverry”, como le decían sus compañeros, se enredó en un negocio en que le tumbaron varios millones de pesos.

Carlos Díaz, sigue esperando que esa empresa le responda alguna cosa de la tesis que envió hace casi 3 años, pero poco a poco, va perdiendo la esperanza. Primero porque la única que le contestaba sus llamadas era Lina Álvarez y, segundo, porque la única vez que habló con Cristian Aldebo -el representante legal de Eurotechnology en Colombia-, este lo maltrató severamente y de manera totalmente injustificada. Pero a Carlos la gente de la Cámara de Comercio de Duitama sí intentó ayudarle, aunque sin éxito, pues al final también se lavaron las manos argumentando que el convenio entre ellos y Eurotechnology ya no estaba vigente. En cambio, la UPTC nada hizo, a pesar de que era en sus instalaciones que se daban los desayunos de celebración en los que se le avisaba a los “afortunados” que se habían ganado la beca de sus vidas.

euro camara duitama y uptc

CuartoDeHora recibió muchas más historias relacionadas con este caso, lo que no es difícil pues abundan, tanto que tienen sus propios grupos en Whatsapp y facebook, grupos a los que este medio tuvo acceso y en los que las personas comparten sus tristezas, pero particularmente sus miedos: “es que en este problema están metidos hasta generales, lo mejor es no dar papaya y dejar así”, escriben algunos, mientras otra responde: “ni siquiera en BluRadio quisieron sacar el testimonio, lo llevamos, se interesaron, nos dijeron que saldría el viernes 7 de junio de 2019 a las 12 del día con la nota BLURADIO: polémica por convenios de entidades públicas con Eurotechnology instituto sin aval del ministerio de educación. Pero quince minutos antes de la nota parece que hablaron con Ana Paleo y entonces se decidió que el tema se dejaba quieto. En serio que este tema genera miedos”

Alianzas inciertas

Un análisis cruzado de los hechos conocidos por Cuarto De Hora permite deducir que, en casi todos los casos, la inversión consistía en dar 6100 dólares (algunos estudiantes lo hacían con dinero propio, pero la mayoría preferían usar la opción de del ICETEX) y, a cambio, recibir una doble titulación de maestría. Al principio la titulación era otorgada por el Instituto Eurotechnology y supuestamente por la prestigiosa Universidad Lusófona. Pero después, y en la medida en que comenzaron los problemas con la Lusófona -que se enteró que su nombre estaba siendo usado indebidamente-, se cambió a la Universidad Fernando Pessoa y a la Universidad Católica Portuguesa. Por las indagaciones que hasta el momento se llevan, lo que parece ocurrir es que, en efecto, estas universidades sí tenían convenios con Eurotechnology, pero no para dar dobles titulaciones sino para que Eurotechnology les llevara estudiantes a sus programas. Es decir que Eurotechnoloy simplemente hacía las veces de una oficina comercial.

Eurotechnology ofrecía becas que podrían ir desde el 100 al 50% del costo del programa. No obstante, este medio de comunicación no pudo encontrar un solo caso en que los estudiantes recibieran la beca del 100%, de tal manera que los admitidos siempre tuvieron que hacer uno o varios pagos considerables. Porque el proceso no se limitaba a pagar únicamente la matricula, se les cobraba, por ejemplo, la reactivación en la plataforma y derechos de grado, entre otros.

Engranaje siniestro

De acuerdo con la evidencia se puede concluir que Eurotechnology trabajaba en llave con el ICETEX, que sin entrevistas y sin aparentes consultas a las centrales de riesgo -al menos no por conocimiento de los solicitantes- aprobaba los créditos y desembolsaba el dinero directamente a Eurotechnology en tiempo record, en todos los casos, alrededor de una semana. Aún más, todos los entrevistados para esta investigación, y que fueron beneficiarios de créditos del ICETEX, afirmaron que: “los funcionarios de Eurotechnology que hacían los tramites con el ICETEX entraban a ese lugar como «pedro por su casa».

Al principio todo parecía un camino de rosas, Raquel y Carlos Díaz no paraban de tener éxitos académicos, los correos con Eurotechnology iban y venían. Se tomaban las clases que no eran más que 17 módulos en una plataforma digital. Díaz, particularmente, estaba emocionado cuando logró concluir el último módulo, escribir su tesis y enviarla. Si todo funcionaba –y así tenía que ser pues su formación de economista lo ponía en un nivel de suficiencia ventajosa frente a los conocimientos adquiridos en la supuesta maestría de Eurotechnology- pronto obtendría el título que con tanto esfuerzo toda los suyos, a través de su compañía de seguros familiar, le había ayudado a financiar.

Pero entonces aconteció lo que era común: que cuando llegaba el momento de presentar la tesis y acceder al grado de Maestría Eurotechnology misteriosamente dejaban de responder. Y así pasaron los días y Carlos se inquietaba, las semanas y Carlos se angustiaba, los meses y Carlos se desesperaba, los años y Carlos despertaba a la realidad: “me habían tumbado”

Tumbado por lo que estaba ocurriendo, Díaz se dirigió a la Cámara de Comercio, a la universidad UPTC y el ICETEX, pero al igual que le sucedió a Marcela, Raquel y los demás, tamaña sorpresa se llevó cuando recibió la respuesta escueta de estas instituciones en el sentido que su caso no era único, que decenas de personas se estaban quejando y que la Cámara, la Universidad y el ICETEX NO tenían responsabilidad alguna en lo que estaba sucediendo.

¿Pero quién es Eurotechnology?

Existen dos Institutos Eurotechnology; uno local llamado Instituto Eurotechnology SAS, y uno en España de nombre Instituto Eurotechnology Empresas.

Eurotechnology SAS está registrado en Colombia con matrícula 02010559 y su NIT es: 900371998-0. Primero tenía su sede en la Calle 98 No 10-07 torre A, oficina 407. Y – luego de ser lanzados MEDIANTE proceso judicial por no pagar el canon de arrendamiento- se trasladaron a la calle 73 No 9-42 oficina 501. Su representante legal a enero 14 de 2020 es Cristian Aldebo Fernández, con cedula de extranjería 5037XX, y el representante suplente es José Antonio Paleo Pedre, con número de pasaporte: AAE6843XX, quien tiene varias denuncias por estafa en Colombia. Además –como ya se dijo- presuntamente fue condenado y pagó cárcel en España por estafa.

Ni en España, ni en Colombia Eurotechnology tiene potestad legal para otorgar títulos de maestría con validez internacional. De hecho, Cuarto De Hora tuvo acceso a una comunicación del Ministerio de Educación Nacional en la que se confirma que ni Eurotechnology SAS, ni Eurotechnology Empresas pueden ofertar maestrías con títulos válidos en Colombia.

 

Increíblemente todavía hoy, y después del concepto del Ministerio de Educación, el ICETEX mantiene a Eurotechnology  en su “LISTADO DE INSTITUCIONES U ORGANISMOS INTERNACIONALES QUE CUENTAN CON CONVENIOS VIGENTES”

Algo que ya -aparentemente- no hace ni el Banco Agrario -en el que el convenio con Eurotechnology  terminó (o por lo menos eso menciona el correo anexo que fue enviado a los funcionarios del banco).

correo banco agrario eurotechnology

Ni la Policía Nacional -con la que aparentemente los contratos con Eurotechnology culminaron desde 2016, lo que -por supuesto- no fue óbice para que el Instituto Eurotechnology le otorgara el título de Máster honorífico a varios generales de la República, entre ellos José Roberto León Riaño (Director General de la Policía Nacional de Colombia) y al General en retiro Oscar Adolfo Naranjo Trujillo -o por lo menos eso es lo que publica Eurotechnology en su página de internet-.

«Titulo MBA Honoris Causa al General Jose Roberto León Riaño (Director General de la Policía Nacional de Colombia)»

Del negocio con la Cámara de Representantes, en cambio, no hay certeza, porque si bien el link del convenio CPS_326_2018, en modalidad de contratación directa por 300 millones ya no funciona y los videos de publicidad del convenio fueron meticulosamente borrados; sí hay evidencia aún en YouTube de la existencia de dicho convenio, pero, además,  es claro que la Cámara de Representantes prestó sus instalaciones para que la Sociedad Colombiana de Prensa y Medios de Comunicación otorgará en febrero del año 2010 a Eurotechnology la medalla Pedro Nel Ospina «por su emprendimiento, productividad y competitividad que contribuyen al desarrollo de nuestra patria».

Detalle del Proceso Número CPS_326_2018

No se sabe, eso sí, el papel que tuvo en el otorgamiento de dicha medalla María Carolina Carrillo, Directora Administrativa de la Cámara de Representantes y, sospechosamente, una de las alumnas más distinguidas de la maestría ofrecida por Eurotechnology, información que aparecía en su hoja de vida hasta por lo menos 2014, después de que sigilosamente fue borrada también.

Tampoco aparecen ya los convenios o acuerdos entre Eurotechnology y la Cámara de Comercio de Duitama en los que se invitaba a sus estudiantes de los programas de extensión a tomar las maestrías de Eurotechnology, incluso –en palabras de Carlos Díaz – “llegando a interrumpir los cursos habituales para dar espacio a Clara Isabel Camargo y su exposición sobre las maestrías de Eurotechnology”

INFORMACION CONVOCATORIA UPTC-15.5.2015

En apariencia nada queda tampoco de los rimbombantes acuerdos con Eurotechnology que publicitaba la Universidad UPTC en su WEB, en la página 3 de su boletín de prensa ISSN 2248-5422 de junio de 2012.

desde_u_23 (1)

y los futuros estudiantes engañados siempre en presencia de altos funcionarios de la UPTC.

De los acuerdos con la Policía Nacional, en cambio, sí hay todos los rastros que se quiera; están, por ejemplo, los siguientes ocho acuerdos: contrato 80-7-10011-14 por $231,907,200; contrato 80-7-10022-13 por $228,594,240; contrato 80-7-10040-11 por $124,766,769; contrato 80-7-10047-13 por $115,953,600; contrato 80-7-10094-12 por $79,373,000; contrato 80-7-10127-12 por $79,373,000.00; contrato 80-7-10040-12 por $72,885,120; contrato número: 80-7-10060-13 $9,623,907. Todos los contratos sumando un total de: $942,476,836.

Existen denuncias ante la Super Intendencia de Industria y Comercio y la Fiscalía General de la Nación, ambas sin avance alguno. Un dato sumamente curioso es que el mismísimo Director Nacional del CTI en su momento, el General (r) Luis Alberto Pérez Albarán, ostenta –y se puede leer en su hoja de vida- el título de Máster en habilidades directivas, negociación y comunicación del ya célebre Instituto Eurotechnology.

El duro despertar

El tiempo pasa y con cada día la situación de los deudores del ICETEX se complica. A Raquel, por ejemplo, se le quiebra la voz cuando piensa que su casita de dos plantas, la segunda todavía sin terminar, terminará en las arcas del ICETEX, la entidad que no solamente la acosa y presiona por los pagos que no ha podido hacer, sino que, además, fue la entidad que la terminó de meter en esta “estafa gigantesca” –como ella misma lo califica.

Marcela, por su parte, todavía conserva las ilusiones y en diciembre de este año le echó a la “alcancía rota” de Eurotechnology $1.800.000 pesos más, pues en Eurotechnology -le dijeron igual que a otras personas- que esta vez sí la van a graduar.

Carlos Díaz, Jair Socarras y  la Sargento Echeverry ya demandaron. Leslie Rodríguez, en cambio, solo quiere pasar la página y en lo posible recuperar algo de su dinero. Todos, sin embargo, coinciden en un deseo: “que esto no le siga pasando a las personas que como ellos lo único que querían era salir adelante por medio de sus estudios”, y que confiaron de buena fe en las instituciones equivocadas.

 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "Un auténtico carrusel de la estafa"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*