Cancelan el Mobile World Congress en Barcelona por temor ante coronavirus

Por AFP

Hoteles, restaurantes y empresas de VTC, son algunas de las afectadas por la no realización del congreso del móvil por el miedo al nuevo coronavirus, un evento crucial en esta ciudad española con un impacto de casi 500 millones de euros.

Desde 2006, Barcelona se llena a finales de febrero de ejecutivos de firmas tecnológicas que copan las habitaciones de hotel, llenan salas enteras de restaurantes y alquilan decenas de coches y limusinas.

«Para nosotros, el congreso supone un 20% de la facturación anual», lamenta a la AFP José María Goñi, presidente en la región de Cataluña de la patronal de vehículos de alquiler con conductor Unauto.

El sector vive en penuria desde que esta región aprobara en 2019 un decreto restringiendo severamente su actividad. Numerosas empresas cerraron y las que sobrevivieron esperaban cuadrar sus cuentas esta semana.

«El lunes teníamos un 6% de cancelaciones, el martes había subido al 12% y hoy ya estamos en el 33%», dice Goñi.

«Algunas empresas nos han cancelado todo, otras han reducido la flota porque traerán a menos personal. Nosotros teníamos un proceso de selección de 1.500 conductores que se ha paralizado», insiste.

Sus rivales, los taxis, están menos preocupados. Los grandes atascos y los problemas de movilidad hacen que el Mobile no sea tan provechoso para ellos.

«Supone un aumento del 20 o el 30% de facturación respecto a un día normal, tampoco es tanto», explica a la AFP Tito Álvarez, de la asociación Elite Taxi.

En la lista de damnificados, hay un sector más tabú: los clubes de alterne y burdeles de la ciudad, que suelen llenarse cuando el congreso cierra sus puertas.

«Esos son días de muchísima facturación y locales llenos. Se trabaja mucho», dice el responsable de reservas de un conocido local de estriptís en una zona adinerada de Barcelona.

«Aunque se celebre, ya vemos que será el peor año con diferencia», lamenta el hombre, que quiere guardar discreción sobre el nombre de su local.

El brote del nuevo coronavirus en China, país del que proceden algunos de los principales expositores, ha puesto en jaque esta edición en la que sus organizadores, la GSMA, esperaba más de 110.000 asistentes y un impacto de 492 millones de euros para la economía local.

Desde la semana pasada se suceden los anuncios de empresas que decidieron ausentarse del congreso por seguridad. Entre ellas, figuraron peces gordos del sector como LG, Ericsson, Sony u operadoras como Vodafone, Deutsche Telekom o NTT DoCoMo.

«Nosotros acogíamos a los montadores del stand de Sony, que ya ni han venido. Ericsson nos canceló unas 30 habitaciones, Intel y LG nos han cancelado las reservas de las salas de reuniones», dijo la directora de otro hotel junto a la feria.

«Tenemos la sensación de que llevamos meses trabajando para nada. Este año estaba siendo flojo y esto nos va a rematar», lamenta esta mujer, que prefiere no revelar el nombre del establecimiento.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "Cancelan el Mobile World Congress en Barcelona por temor ante coronavirus"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*