Ejercicio de paracaidismo entre soldados de Estados Unidos y del Ejercito Nacional

Fuerzas especiales de Estados Unidos y Colombia, aliados en la ofensiva diplomática contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, realizaron este domingo ejercicios conjuntos de paracaidismo en el marco de su creciente cooperación frente a “amenazas trasnacionales”.

Los militares de ambos países practicaron operaciones de salto en Tolemaida, la mayor base del Ejército colombiano ubicada en el municipio de Melgar, a 123 km de Bogotá, donde se han entrenado unidades colombianas de contraguerrilla y antiterrorismo con la asesoría de Estados Unidos.

El ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo y el embajador de Washington en Bogotá, Philip Goldberg, viajaron hasta el fuerte militar para observar las maniobras aerotransportadas y de dominio aéreo. Militares de Brasil participaron como observadores.

“El objetivo de este ejercicio es el de continuar fortaleciendo la interoperabilidad de nuestras fuerzas”, dijo a la prensa Holmes Trujillo, quien subrayó la importancia para el gobierno de contar con “aliados firmes como Estados Unidos y Brasil para enfrentar las amenazas trasnacionales”.

En los ejercicios participaron 75 paracaidistas de la 82ª División Fort Bragg de Carolina del Norte y 40 miembros del Ejército Sur de los Estados Unidos, además de soldados del Comando Conjunto de Operaciones Especiales de Colombia.

El mando militar de Colombia y el comandante del Ejército Sur de los Estados Unidos, Daniel Walrath, supervisaron los ejercicios.

“Este ejercicio no es solo de preparación, sino que también demuestra unidad regional”, apuntó Goldberg, y subrayó que Washington seguirá “trabajando con todos los países amigos y aliados” en contra del terrorismo.

De su lado, el ministro de Defensa resaltó que los ejercicios militares le permitirán a ambos países “obtener resultados muy contundentes” en la lucha contra las drogas.

Después de décadas de cooperación militar y miles de millones de dólares invertidos, Colombia sigue siendo el principal proveedor mundial de cocaína y Estados Unidos el mayor consumidor de esa droga.

Los gobiernos de Donald Trump y de Iván Duque también trabajan de la mano para precipitar un cambio de gobierno en Venezuela, tras desconocer el más reciente mandato de Maduro – iniciado en enero de 2019 –  por supuesto fraude en las elecciones.

En medio de una severa crisis económica y política, unos 4,6 millones de venezolanos han migrado de su país y 1,6 están en Colombia.

Pese a la presión dentro y fuera de Venezuela, Maduro se mantiene en el poder respaldado por las fuerzas de seguridad, así como de Cuba, Rusia y China.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.