“No al Transmilenio por la avenida 68”: ¿Promesa de campaña o realidad de gobierno?

Claudia López, Alcaldesa de Bogotá, tiene encendida la polémica por las contradicciones entre lo que prometió en campaña y lo que en los últimos días ha anunciado. Esta vez el motivo del debate se da por la adjudicación o no de la licitación de la troncal de Transmilenio por la avenida 68.

Meses atrás, López aseguró que no realizaría éste proyecto “porque los bogotanos queremos más metro, no más Transmilenio… tenemos que unirnos como ciudadanos para evitar que Peñalosa nos siga imponiendo el negocio de Volvo, Transmilenio y humo “afirmó la alcaldesa en entrevista con Yamid Amad.

Entre los innumerables opositores al Transmilenio por la avenida 68 destacan:

—los habitantes de la avenida 68, entre los que está; Gilma Gómez, rectora de Colegio Liceo Nuevo Chile que tiene 160 estudiantes -muchos de ellos con discapacidades- y qué será demolido para permitir las obras de Transmilenio. Sobre el particular la doctora Gómez opinó lo siguiente: “El IDU no ha sido claro con los plazos en caso de ser reubicados, además, éste proyecto no cuenta con licencias ambientales y la Secretaria de Ambiente ni de Hábitat responden a pesar de las distintas audiencias públicas realizadas por la comunidad”.
— los políticos de su partido Alianza Verde tales como Mafe Rojas quien aseguró “que el contratista que aprobó y evaluó los diseños Germán Corredor se encuentra requerido por la fiscalía por temas de corrupción”.
—otros políticos de partidos diferentes pero que respaldaron su candidatura a la alcaldía como el polo democrático; dos de cuyos concejales, Sarmiento y Carrillo, advirtieron qué: en la licitación de Transmilenio actual “han recortado las conexiones a la troncal, sin embargo, el proyecto ha aumentado de 2.6 billones a 3.2 billones de pesos, es decir 600.000.000 millones de sobrecosto”

Por otro lado, la Procuraduría radicó en las oficinas del IDU un documento en el que consigna 6 inquietudes que tiene sobre el proyecto: la adquisición de predios, la falta de patios de parqueo, las distancias que deberían recorrer los buses vacíos, la reducción presupuestal que sufrió el proyecto, los posibles riesgos de seguridad vial y la falta de intersecciones en las calles 80 y 100. Inquietudes que deberán ser resueltas antes de la adjudicación de la licitación con el fin de proteger la comunidad.

Es tan candente la cuestión que redes sociales se ha impuesto la tendencia #ClaudiaSuspendaTM68 exigiéndole a la mandataria que sea coherente con lo que le prometió en campaña a sus electores.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.