Guaidó busca la ratificación al frente del Parlamento de Venezuela

Imagen por: El Estímulo

Por Esteban ROJAS

El Parlamento, único poder controlado por la oposición en Venezuela, elegirá este domingo presidente para 2020, un cargo en el que Juan Guaidó se declara seguro de ser ratificado para seguir su “lucha” contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Será un momento clave para Guaidó, de 36 años, quien intenta reimpulsar su liderazgo con la reelección como jefe de la unicameral Asamblea Nacional, cargo desde el cual reclamó el 23 de enero del año pasado la presidencia encargada de Venezuela, reconocida por medio centenar de países.

Maduro, acusado por Guaidó de “usurpar” la jefatura del Estado y ser responsable de la crisis económica y social que atraviesa el país, mantiene en efecto el control del país, con el apoyo de las fuerzas armadas, Rusia, China y Cuba.

La sesión estaba prevista para las 11H00 locales (15H00 GMT), pero no ha podido iniciarse. Piquetes policiales y militares, en un operativo de seguridad, bloqueaban las calles hacia el Palacio Legislativo, en el centro de Caracas, mientras Guaidó y otros diputados opositores denunciaron que les ha sido negada la entrada.

“¿Qué operativo? ¿Quién lo ordenó? (…). Es la directiva de la Asamblea Nacional la que decide la custodia”, expresó Guaidó, acompañado por otros diputados, dirigiéndose a un agente que bloqueaba el acceso. La oposición acusa a los cuerpos de seguridad de apoyar a Maduro.

Diputados opositores denunciaron en la madrugada que el servicio de inteligencia (SEBIN) desalojó habitaciones donde se hospedaban legisladores de provincia en un hotel de Caracas, por una maleta con supuestos explosivos. “El objetivo era claro: amedrentar”, sostuvo el congresista Ángel Medina.

En un comunicado emitido el viernes, Guaidó anunció de antemano que “será ratificada la presidencia de la junta directiva”. Necesita mayoría simple: 84 votos.

La oposición ganó 112 de 167 escaños en las elecciones legislativas de 2015, pero ha sufrido divisiones y, además, una treintena de legisladores se exiliaron o se refugiaron en sedes diplomáticas por procesos judiciales. Guaidó denuncia a la vez “sobornos” a diputados para ponerlos en su contra.

Su aceptación popular, según la encuestadora Datanálisis, cayó a 38,9% en diciembre después de llegar a 63% cuando se autojuramentó presidente interino ante una multitud.

– “Tu tiempo terminó” -Un acuerdo de la alianza opositora establecía que la presidencia anual del Parlamento sería rotativa, correspondiendo en 2020 a partidos minoritarios.

La mayoría de esas organizaciones apoya a Guaidó este año, el último de la actual legislatura, aunque unas son críticas del dirigente y otras iniciaron negociaciones con el gobierno de Maduro.

A la espera de la sesión, un diputado opositor adversario de Guaidó, José Brito, anunció que otro legislador, Luis Parra, se postulará a la presidencia de la Asamblea Nacional. “Pudiste ser el futuro, pero hoy eres y serás el pasado (…). Tu tiempo terminó”, dijo a periodistas dirigiéndose al jefe legislativo.

Brito y Parra son acusados de haber cabildeado ante autoridades de Colombia y Estados Unidos para librar de responsabilidad al empresario colombiano Carlos Lizcano en casos de presuntos sobrecostos en la importación de alimentos para el gobierno de Maduro. Después de esa denuncia, rompieron con Guaidó.

El pasado 17 de diciembre, la mayoría opositora del Parlamento aprobó una reforma en el reglamento de debates a fin de admitir “el uso de tecnologías” para la “participación virtual” de diputados exiliados, anulada dos días después por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El TSJ, de línea oficialista, considera nulas todas las decisiones del Congreso tras declararlo en desacato en 2016 y, en la práctica, una oficialista Asamblea Constituyente ha asumido las funciones legislativas.

Pero el comunicado enviado el viernes por Guaidó ratifica que se permitirá el sufragio de diputados vía virtual.

Pese a lo que considera una ofensiva del chavismo para “desmembrar” al Legislativo, el director de Datanálisis, Luis Vicente León, considera que “el escenario principal” es la ratificación de Guaidó.

– Año electoral -Aún siendo ratificado, 2020 será un año difícil para Guaidó, advierten analistas como David Smilde, profesor de sociología y estudios latinoamericanos en la estadounidense Universidad de Tulane.

Corresponden por ley elecciones parlamentarias, aún sin fecha. Sin embargo, después de que los principales partidos opositores, incluido el de Guaidó (Voluntad Popular), boicotearan las presidenciales de 2018 (en las que Maduro fue reelecto) alegando falta de condiciones, participar o no en las legislativas pone a los rivales del mandatario en una encrucijada.

Smilde advierte que Guaidó y sus aliados “necesitan idear una estrategia clara y unificada” con vistas a esos comicios. “De lo contrario, la oposición desaparecerá del único espacio institucional en el que todavía tiene mayoría”, sostiene.

Maduro promete “recuperar la Asamblea Nacional”.

Guaidó mantiene su exigencia de unas improbables elecciones presidenciales sin Maduro, así como su negativa a acudir a votaciones llamadas por la oficialista Constituyente, que considera “ilegítima”.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.