«Sentí el impacto y los manifestantes celebraron como si fuera un gol»: Policía herido en marchas

Créditos Foto: El Espectador

Por Mayra Lopez Duarte

El patrullero Walfran Enrique Narváez de 27 años habló del ataque que sufrió en medio de una de las marchas del 22 de noviembre.

Luego de recibir un impacto con una piedra de uno de los manifestantes  en su ojo izquierdo durante las marchas del 22 de noviembre, el patrullero Narváez relató que los vándalos que estaban infiltrados en la manifestación se alegraron y celebraron «como si fuera un gol», cuando él estaba tendido en el piso sufriendo por los golpes.

¿Qué pasó en dicha manifestación y cuáles fueron los resultados?

“Lamentando lo sucedido, primero que todo. Ese día fue bastante complicado por las manifestaciones que llevaron a lesiones de mis compañeros, incluso la mía. Íbamos en la motocicleta a atender un caso y nos llamó la central de radio como a las 4:30 de la tarde sobre la décima con sexta, un grupo de unos 400 manifestantes al notar nuestra presencia comenzaron a lanzarnos botellas, palos, piedras y una de esas me impacta directo al ojo izquierdo, en ese momento pierdo el conocimiento”.

Cuando volvió a estar consiente “al momento de la agresión, yo lo único que sentí fue el impacto y veo que la gente se alegra como cuando alguien está en un estadio y el equipo local mete un gol, sentí que se alegraron porque le pegué al policía”.

Sobre si tenía algún tipo de protección, el patrullero afirmó que  «llevaba mi casco de seguridad con la visera abajo, pero el impacto fue tan fuerte que traspasó la visera y la roca me penetró directamente en el ojo”.

Sobre sus compañeros de turno, afirmó: «mi compañero de patrulla lo que hizo fue salvaguardar la integridad de los dos y resguardándose para que la gente no nos visualizara, así fue como dejaron de seguir agrediéndonos”.

Frente a su traslado, dijo que por el caos “el traslado hasta el hospital de la Policía fue coordinado con el Esmad y un vehículo del comando de estación que abrió paso para llegar acá porque yo venía fuera de sí”.

¿Cuál fue su primer pronostico médico?

“Lo que me dijeron los doctores que hicieron la cirugía es que tenía fractura de la órbita y lo que es iris, cornea y todo el óvulo ocular estaba casi que destruido. El ojo había quedado sostenido de un hilo muy diminuto, por poquito me lo sacan del impacto”.

¿Ya pasaron tres días, cómo va el proceso de recuperación?

“Hoy los cirujanos que me operaron me dijeron que me habían tratado de reconstruir mi ojo, pero estaba bastante complicado. Hay que esperar al día de mañana a que me hagan un examen y si no sale bien, pues me tienen que retirar el ojo”.

Así van pasado los días y la recuperación del patrullero  Walfran Enrique Narváez, aun persiste el paro, algunos  alza su voz para un cambio en Colombia, sin violencia en sus calles, no a los heridos, no a los muertos.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "«Sentí el impacto y los manifestantes celebraron como si fuera un gol»: Policía herido en marchas"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*