ONU e indígenas cuestionan militarización tras masacre en Cauca

por AFP

Las Naciones Unidas y la principal organización indígena de Colombia expresaron este viernes sus reparos a la estrategia del gobierno de reforzar la militarización en una conflictiva zona del suroeste del país, donde recientemente fueron asesinados cinco aborígenes.

«Instamos al gobierno a responder a esta dramática situación de forma integral y de manera concertada, y no solo a través del incremento de la presencia militar», dijo la portavoz de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en Ginebra.

Por su parte, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) aseguró que la forma de «detener» el conflicto es con una «estrategia integral» que incluya la implementación del acuerdo de paz alcanzado en 2016 con la exguerrilla FARC, del que Duque es crítico.

«Ya sabemos que la militarización NO es la solución. No habían pasado 24 horas de la masacre en Tacueyó y ya se presentaba otra en Corinto, Cauca. El conflicto se va a profundizar», indicó la ONG en Twitter.

Duque ordenó el miércoles el despliegue de 2.500 militares de una fuerza élite para combatir a los disidentes de la disuelta guerrilla FARC, que el martes mataron a cinco indígenas en el conflictivo departamento del Cauca (suroeste).

En esa región cocalera el jueves fueron hallados otros cinco cuerpos cerca de la zona donde ocurrió la matanza de una líder aborigen y cuatro guardias, aunque hasta ahora no se han dado a conocer las identidades, el momento de su muerte y los responsables.

El consejero mayor de la ONIC, Luis Fernando Arias, denunció este viernes el asesinato de otros tres indígenas, dos de ellos en los departamentos de Putumayo, fronterizo con Ecuador, y otro en Antioquia (noroeste), en circunstancias que las autoridades investigan.

«La situación se va a prolongar, se va a profundizar, se va a escalar mucho más. Yo creo que el conflicto lo podemos detener, y lo podemos detener si llegamos con inversión social, con una estrategia integral a las comunidades», afirmó en rueda de prensa en Bogotá.

-Visita «urgente»-

Arias aseguró que la ONIC presentará una solicitud «urgente y extraordinaria» para que la relatora especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, visite Colombia y especialmente el Cauca.

«Esta matazón no sabemos realmente hasta dónde vaya a llegar», aseguró.

En lo corrido del año la oficina en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU ha documentado 52 asesinatos en territorio de los indígenas nasa, en el norte del Cauca.

El pueblo nasa ha recibido 74 amenazas de muerte y nueve ataques, según la ONU, que instó al gobierno a proveer «una protección eficaz y medidas preventivas para los pueblos indígenas» y una «investigación exhaustiva, independiente e imparcial» para hallar a los responsables.

La ONIC ha denunciado el asesinato de 126 indígenas desde la llegada de Duque al poder en agosto de 2018.

Duque relaciona la violencia contra los indígenas con «el crecimiento exponencial e los cultivos ilícitos» de los últimos años, que alcanzaron las 169.000 hectáreas en 2018, según la ONU.

Para los indígenas, que han llamado a movilizaciones, las acciones «sistemáticas» en su contra son consecuencia del «incumplimiento de los acuerdos» de paz suscritos en 2016 con el grueso de la guerrilla marxista.

El pacto con el ahora partido FARC privilegia la sustitución voluntaria de cultivos ilegales a cambio de ayudas para los campesinos involucrados en la siembra.

Tras décadas de persecución a las drogas, Colombia sigue siendo el principal productor de cocaína y Estados Unidos, su mayor consumidor.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

1 Comment on "ONU e indígenas cuestionan militarización tras masacre en Cauca"

  1. Gracias al establecimiento del poder del narcotráfico, los paramilitares y los políticos afines a sus intereses y prácticas, mientras las élites convierten al país en algo sórdido que se debate en estrados judiciales, sobornos y fraudes procesales.

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*