La FIDH advierte sobre el regreso del conflicto en Colombia

Imagen por: DW

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) se mostró preocupada por el regreso a las armas de exguerrilleros de las FARC en Colombia, así como por la ofensiva lanzada en su contra por el gobierno, al que llama a no «desmontar» el acuerdo de paz.

«La FIDH expresa su preocupación por el anuncio del pasado 29 de agosto de algunos excomandantes de las FARC-EP de retornar a la lucha armada, y la respuesta del presidente de la República Iván Duque Márquez y el partido de gobierno de incrementar las operaciones bélicas y desmontar lo pactado en el Acuerdo de Paz», indicó este martes en un comunicado fechado en Bogotá y París.

El organismo llama al exnegociador de paz de las FARC «Iván Márquez y los excombatientes que lo acompañan a retroceder en su decisión de regresar a las armas», al estimar que «esta decisión y los llamados gubernamentales de retorno a la guerra solo van a originar nuevas víctimas».

La ONG, que reagrupa a 184 organizaciones de defensa de los derechos humanos en 112 países, denuncia «en los últimos días (…) muertes y amenazas, especialmente de personas defensoras de derechos humanos y líderes políticos», al sumar «por lo menos seis asesinatos de candidatos y candidatas a las primeras elecciones locales realizadas tras la firma del Acuerdo» el 24 de noviembre de 2016, además del «asesinato de más de 700 líderes y lideresas sociales» en menos de tres años.

La FIDH «insta al Estado colombiano (…) a cumplir integralmente el Acuerdo Final de Paz», porque según ella, «el proceso se encuentra en riesgo pues el Estado no está garantizando condiciones básicas (…) de reincorporación (…) ni la vida misma de excombatientes, dado que a la fecha se han registrado más de 140 homicidios y de 35 de sus familiares».

Si «el narcotráfico es uno de los factores que alimenta el conflicto», recuerda, el «Acuerdo de Paz cuenta con herramientas muy valiosas para superar definitivamente el problema de las drogas, como los programas de sustitución voluntaria» de narcoplantíos y «el diálogo entre países consumidores y productores».

Un pequeño grupo de excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), hoy transformadas en partido político, anunció la semana pasada su regreso a las armas, argumentando la «traición» del acuerdo de paz por el Estado, llamando al reagrupamiento de unos 2.300 disidentes que se apartaron del proceso.

Duque, apoyado por la extrema derecha que juzga el pacto demasiado indulgente con los antiguos rebeldes, reaccionó lanzando una ofensiva militar contra los que calificó como una «banda de narco-terroristas».

Colombia es el principal productor mundial de cocaína y Estados Unidos, aliado histórico de Bogotá, es el primer consumidor.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "La FIDH advierte sobre el regreso del conflicto en Colombia"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*