Combates entre el ELN y disidentes de las Farc confinan a indígenas del oeste colombiano

Por EFE

Enfrentamientos entre disidencias de las FARC y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) provocaron el confinamiento y el desplazamiento de al menos 1.506 personas, en su mayoría indígenas y afrocolombianos, en el municipio de Litoral del San Juan, en el departamento colombiano del Chocó.

Como consecuencia de esos choques fueron desplazadas 417 personas, conformadas por 97 familias, 210 menores de edad y 21 mujeres embarazadas, todos pertenecientes a la comunidad indígena Pichimá Quebrada, informó este miércoles la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Asimismo, la entidad advirtió que otras 1.089 personas de cuatro comunidades indígenas y una afrocolombiana se encuentran confinadas desde el 19 de junio por la «presencia e intimidaciones» de grupos armados en la zona.

El Chocó (oeste) es una de las zonas más desfavorecidas de Colombia y allí hay una fuerte presencia de la guerrilla del ELN, de las disidencias de las FARC, de grupos herederos del paramilitarismo y otras bandas criminales dedicadas al narcotráfico.

La Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana en la población confinada por los «riesgos de protección», tales como la exposición de amenazas, reclutamiento de forzado, violencia y abuso sexual de menores de edad y mujeres mayores.

Igualmente, la institución advirtió sobre las restricciones de movilidad que impiden el abastecimiento alimentario e incrementan las condiciones de vulnerabilidad de las comunidades afectadas.

Por su parte, la ONU alertó de los riesgos en la zona por presencia de minas antipersona y municiones sin estallar, ataques a la población civil y la escasa presencia del Ejército y la Policía.

A estas circunstancias hay que añadirle los riesgos sanitarios y de higiene; la seguridad alimentaria y nutricional y la necesidad de atención psicosocial a mujeres, niños y adolescentes desplazados.

Para responder a la emergencia, la administración municipal abastecerá a las 1.506 personas afectadas por el desplazamiento y confinamiento, que fueron trasladas a alojamientos temporales en el cercano municipio de Docordó.

El pasado mes de marzo se produjo el desplazamiento de 61 personas en el Litoral del San Juan como consecuencia de los enfrentamientos entre el ELN y grupos herederos del paramilitarismo.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.