Gareca repetirá ante Chile la misma receta que usó ante Uruguay

El Director Técnico de la Selección Peruana, el Argentino Ricardo Gareca, da instrucciones durante el partido de cuartos de final contra Uruguay por la Copa América en el Fonte Nova Arena en Salvador, Brasil. Foto por Raul ARBOLEDA / AFP.

Pasada la prueba ante Uruguay, Ricardo Gareca mantendrá ante el bicampeón Chile, el miércoles en las semifinales de la Copa América 2019, la misma formación que puso ante la Celeste: Paolo y diez guerreros más para defender el honor de Perú en el Clásico del Pacífico.

Bien dice una regla en el fútbol que «equipo que gana no se toca». En el caso de Perú, Gareca, ante la baja definitiva de la ‘Foquita’ Jefferson Farfán por lesión tras la debacle ante Brasil, rediseñó el once inicial para hacerle frente a Uruguay en los cuartos de final.

Los cambios en defensa y zona media surtieron efecto ante la Celeste, principalmente porque el ‘Tigre’ le dio otra dinámica a su habitual 4-2-3-1 con la inclusión de ciertos nombres, pareciéndose un poco más a las formaciones que utilizó en Rusia durante el Mundial-2018.

Con Paolo Guerrero tirado en punta y movilidad absoluta para cubrir el frente de ataque, Gareca puso en el medio como extremos a Edison Flores y André Carrillo, dos jugadores habilidosos, de buena técnica, velocidad y visión en la elaboración del juego ofensivo.

La producción de Flores, del Monarcas Morelia, fue aceptable y estuvo un escalón arriba de lo que ofreció Carrillo (Al-Hilal). Fue en el sector izquierdo, donde evolucionó el ‘Orejas’ Flores, por donde fluyó el fútbol de los incas ante la Celeste en Salvador.

Esperando a Aladino

De lado de Carrillo su presencia sirvió más para frenar la salida desde el fondo del uruguayo Martín Cáceres, mientras que en ataque pasó desapercibido el ex Sporting de Lisboa. Arrancó bien pero se fue diluyendo en el segundo tiempo.

«Nosotros estamos en condiciones de enfrentar esta clase de partidos. Me siento muy identificado con el equipo. Quizá luego tengamos un mejor partido que otro, pero estamos en condiciones de jugar mejor», aseguró el ‘Tigre’ Gareca.

Christian Cueva poco a poco está recuperando su nivel. El volante ofensivo del Santos atraviesa por un momento de rendimiento discreto, lo que no le quitado méritos para seguir siendo el hombre de armado en el andamiaje de Gareca.

«A nuestro entender, Cueva no es valorado en la dimensión que ha producido en la selección. No entiendo por qué», aseguró el DT. «Muchas veces veo pases de un jugador europeo que despiertan admiración, pero veo pases de Cueva iguales y que pasan completamente desapercibidos», remarcó.

El exmediocampista del Krasnodar ruso cumplió una notable labor en el Mundial que le valió la transferencia a Europa desde el Sao Paulo, donde estuvo por tres años en muy buena producción, viéndose reflejado ese rendimiento también en la selección durante la eliminatoria sudamericana.

Pero en el Santos el ‘Aladino’ Cueva apenas lleva jugados cuatro partidos este año en el Brasileirao y no tuvo participación en la Copa Sudamericana, de la que el ‘Peixe’ fue eliminado prematuramente en la primera fase por River de Uruguay.

Contra Venezuela (0-0) estuvo apenas en los primeros 45 minutos, luego 80 contra Bolivia (3-1), 67 ante Brasil (5-0) y 85 en el duelo ante Uruguay. Cueva está volviendo y es una buena noticia para un Perú que le necesita para enfrentar a Chile.

Los intocables

Renato Tapia y Yoshimar Yotún son los dueños de la primera línea de volantes en el esquema del ‘Tigre’. Corren todo, van a todo. Inamovibles en una zona que conocen muy bien y en la que destacan por la entrega y el pase largo preciso.

Luis Advíncula sufrió en la lateral derecho la presencia de Luis Suárez en el partido del pasado sábado, y es en esa zona donde se moverá principalmente Alexis Sánchez, por lo que Perú tendrá que tener una mejor aplicación en ese sector para evitar destrozos del ‘Niño Maravilla’.

Carlos Zambrano, ausente ante Brasil por una fatiga muscular, regresó ante Uruguay haciendo pareja de central con Luis Abram y cumplió. Estuvo encima de Édinson Cavani y ganó los duelos.

Y con Miguel Trauco por la banda izquierda en la defensa respondió en esa labor, aunque estuvo contenido para liberar por su zona la descarga ante los charrúas.

Gareca lo sabe muy bien: equipo que gana no se toca. Los guerreros incas están listos para una nueva batalla del Pacífico.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.