El mundo debate sobre las drogas

Escrito por: Giovanni Quintero

Esta semana se han publicado una serie de informes e investigaciones que han puesto el debate de las drogas bajo los reflectores de la opinión pública. ¿Cuáles son sus hallazgos?

En la mañana de este miércoles, la Casa Blanca y la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (UNODC, por sus siglas en inglés) presentaron una serie de documentos en los cuales se hacen dos grandes afirmaciones, una que afecta directamente la política interna del país y otra que abre el debate a la fallida política de drogas que se ha venido implementando a nivel internacional.

Por un lado, el informe anual de la UNODC indica que el consumo ha alcanzado niveles nunca antes vistos, esto se debería a dos factores: en primer lugar, al hecho de que los indicadores de consumo vienen en aumento, lo que reafirma la tendencia de que la demanda no ha disminuido a lo largo de los años, sino que por el contrario ha aumentado y se espera que continúe la tendencia; y en segundo lugar, a nuevos datos incluidos en el informe procedentes de India y Nigeria, dos de los países más poblados del mundo.

Por otro lado, la Oficina Política Nacional para el Control de Droga de la Casa Blanca (ONDCP, por sus siglas en inglés) informó que la cifra de cultivos de coca en Colombia se estancó. Según el informe publicado por ellos, en el 2018 se registraron 208,000 hectáreas de coca sembradas en Colombia, mientras que en el año inmediatamente anterior esta cifra llegó a las 209,000.

Aunque las cifras siguen demostrando que estos son los picos más altos en la historia del país, también mandan un mensaje importante al presidente Iván Duque; quien durante su gira por Europa anunció que comenzaría a implementar la aspersión de glifosato sobre los cultivos ilícitos –lo cual genero un gran debate por las afectaciones que sufrirían las comunidades que se verían afectadas por esta medida–.

Ante esto el gobierno aprovechó para asegurar; a través de la ministra de Justicia, Margarita Cabello; que el “presidente Iván Duque logró romper la tendencia creciente, de una manera exponencial, de cultivos ilícitos”.

Mientras que el informe de la UNODC señaló que, “las iniciativas de desarrollo alternativo (implementadas desde el Acuerdo de Paz con las FARC) han permitido a los agricultores en las zonas centrales del país, que anteriormente estaba bajo el control de las FARC, abandonar el cultivo ilícito de coca y unirse a las economías lícitas”; e igualmente hace un llamado al gobierno para que no descuide esta política, debido a que estas iniciativas de “desarrollo alternativo pueden tener éxito, pero no sin apoyo, la atención e integración sostenida”.

El debate colombiano

En el caso colombiano, el debate ha abierto la puerta a lo que se podría calificar como un ‘mini’ choque de trenes entre los poderes institucionales, es decir a los encuentros que han tenido la Corte Constitucional y el Ejecutivo en este tema, como declarar ilegal e inconstitucional algunas de las medidas implementadas por el Ejecutivo. Este sería el caso de la prohibición de la dosis mínima y el consumo de sustancias psicoactivas –como alcohol, cigarrillo, entre otras– en espacios públicos.

A esto se le suma el anuncio del presidente Duque de regresar a la aspersión de glifosato sobre los cultivos ilícitos sin esperar la respuesta de la Corte Constitucional sobre el uso de este químico como alternativa para combatir estos cultivos. En el marco de esta decisión a principio de año el alto tribunal citó una audiencia pública en la que participaron personalidad de gran importancia en la vida nacional, como son: el actual jefe de estado y, su antecesor, el expresidente Juan Manuel Santos, así como miembros de sus correspondientes gabinetes. En esta cita quedaron evidenciadas dos visiones completamente opuestas en este tema.

Por un lado, se encuentra la del actual mandatario, Iván Duque, quién desde que asumió la presidencia ha manejado un discurso enfocado en la represión y prohibición; y por otro lado, está la del expresidente Juan Manuel Santos, quien se ha caracterizado por buscar un cambio de enfoque en la política contra las drogas, e incluso recientemente propuso que se debería legalizar y clasificar la droga según la ciencia, no la ideología.

Es en este escenario de visiones encontradas y debates álgidos sobre un tema que ha afectado transversalmente al país –desde la construcción de imaginarios sociales y formas de entender las comunidades hasta la construcción y consolidación del Estado colombiano– que otros actores como el Congreso y la academia han entrado a exponer sus posturas.

En el ámbito académico, la Universidad Sergio Arboleda, alma marte del actual mandatario, publicó un informe en el que aseguran que es “más dañino una copa de vino que el glifosato”.

Dicho informe logró ocupar titulares en los medios de comunicación, no sólo por sus controvertidas afirmaciones, sino además por la falta de rigurosidad que se le aplicó al documento, como quedó evidenciado en una entrevista que le otorgó otro profesor de la misma institución a La W Radio sobre este informe y en la cual afirma que a este documento le faltó rigurosidad académica en los métodos investigativos y científicos.

El legislativo, tampoco se ha quedado atrás, pues se ha anunciado la conformación de una alianza interpartidista entre diferentes sectores políticos del país con el fin de presentar una serie de reformas constitucionales y proyectos de ley en los que se busca, no sólo prohibir el uso del glifosato sino también cambiar el enfoque que se le ha dado a la política de drogas en el país.

Este grupo de congresistas, también ha señalado que en el paquete de actos legislativos que presentaran se busca regular el uso de la marihuana medicinal y recreativa en el país, siguiendo la tendencia que se ha implementado en Estados Unidos, Canadá, Uruguay, los Países Bajos, entre otros.

En conclusión, mientras las visiones más conservadores de la sociedad buscan prohibir y criminalizar las drogas, los más progresistas buscan la manera de cambiar el enfoque que se le ha dado a esta política a nivel mundial.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.

Sea el primero en dejar un comentario on "El mundo debate sobre las drogas"

Deje un comentario

Your email address will not be published.


*