Ciclón Fani deja 9 muertos en Bangladés tras sembrar destrucción en India

Por Sailendra Sil con Peter Hutchison en Puri

Al menos nueve personas murieron en Bangladés este sábado por el paso del ciclón Fani, que había causado ya ocho muertos en el este de India, con vientos de hasta 200 km/hora que dejaron un rastro de destrucción.

El monstruoso ciclón, que tocó tierra el viernes en la ciudad sagrada de Puri, en India, antes de seguir hacia Bangladés, es uno de los más fuertes en el océano Índico en años.

Los vientos se sentían hasta en el Monte Everest, donde una tienda voló en el Campo 2 a 6.400 metros de altura.

Ocho personas murieron en India y la policía bangladesí informó de la muerte de 9 antes incluso de que el centro de la tormenta atravesará la frontera el sábado por la mañana.

Más de 1,6 millones de personas fueron trasladadas a refugios, dijeron a la AFP las autoridades bangladesíes. 

Antes, las autoridades del estado indio de Odisha, donde 10.000 personas murieron por un ciclón en 1999, evacuaron a más de un millón de habitantes ante la amenaza de inundaciones de hasta 1,5 metros de agua.

Treinta y seis aldeas bangladesíes se inundaron después de que la crecida del agua rompiera unas represas. 

  • Cinco muertos por rayos -Entre los muertos en Bangladés había cinco por rayos.

“Estamos amarrando nuestro bote porque es nuestro único medio de ingresos. Solo Alá sabe cuándo podremos volver a pescar”, dijo a la AFP Akbar Alí, un pescador, cerca de la ciudad bangladesí de Dacope, mientras luchaba contra las olas para atar su barco a un árbol.

En India, la tormenta se debilitó pero era capaz todavía de hacer daño con vientos de hasta 70 km/h y fuertes lluvias que azotaron durante la noche y el sábado por la mañana al estado indio de Bengala Occidental y su capital, Kolkata, incluida la zona de manglares de Sundarbans.

“Es un desastre total en las islas de los Sunderbans ya que el ciclón ha destruido todo en su camino, alimentando los temores de que los ríos podrían desbordarse y dejar vastas áreas bajo el agua”, dijo Manturam Pakhira, ministro del gobierno de Bengala Occidental.

El responsable de la oficina de catástrofes del estado indio de Odisha, Prabhat Mahapatra, señaló que el balance de víctimas era provisional.

“Solo en Puri hubo alrededor de 160 heridos. Siguen las tareas de rescate”, dijo a la AFP. 

“Se puso oscuro y de pronto apenas podíamos ver cinco metros delante de nosotros”, dijo un habitante de Puri.

“Ha habido puestos de comida callejeros y carteles de comercios que volaron por los aires”, señaló a la AFP un hombre desde un hotel en el que se refugió. “El viento es atronador”, agregó.

La trayectoria de Fani pasaba por áreas en las que viven unas 100 millones de personas.

  • Protegiendo el templo -En Puri, ciudad sagrada del hinduismo que atrae a millones de visitantes y peregrinos, se tomaron medidas además para proteger al templo Jagannath, de 850 años de antigüedad.

Corresponsales de AFP en Puri señalaban que parecía una ciudad fantasma.

El abastecimiento de electricidad y agua quedó interrumpido en la mayor parte de esta ciudad de 200.000 habitantes. 

Las placas de metal cubrían la fachada de los comercios y la arena de las playas cercanas volaban por las calles.

Fani es la cuarta tormenta de este tipo en azotar la costa este de la India en tres décadas.

En 2017, el ciclón Ockhi dejó casi 250 muertos y más de 600 desaparecidos en los estados de Tamil Nadu y Kerala. 

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.