Colombia ofrece tres mil millones de pesos por información que lleve a la captura de alias El Paisa

Créditos foto: Pulzo


Por AFP

El gobierno de Colombia anunció este sábado una recompensa de casi un millón de dólares por información que conduzca a la captura de un exlíder de las FARC acusado de incumplir los acuerdos de paz firmados por la disuelta guerrilla.

El ministro de Defensa Guillermo Botero fijó la recompensa por Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, conocido como El Paisa, al día siguiente de que el temido excomandante fuera sancionado por la JEP el tribunal de paz que investiga los crímenes más graves cometidos durante un conflicto armado de más de medio siglo.

Son «3.000 millones de pesos por información que nos lleve a la captura de alias El Paisa, para que responda por sus crímenes», escribió el ministro en su cuenta de Twitter.

Durante un acto público en la ciudad de Pereira, Botero exhibió un cartel de la policía con la foto del exguerrillero y el monto de la recompensa.

Según el ministro, Velásquez enfrenta 18 órdenes de captura por delitos cometidos durante la lucha rebelde contra el Estado colombiano, que en más de 50 años dejó ocho millones de víctimas, entre muertos, desaparecidos y desplazados.

El viernes la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) revocó la libertad condicional que había dictado a favor del otrora comandante rebelde, cuyo paradero se desconoce desde junio de 2018.

El Paisa volvió a quedar en la mira de la policía tras desatender tres llamados de la JEP para que respondiera por secuestros y diera cuenta de compromisos en materia de reincorporación social y económica. 

La JEP pidió igualmente que se notifique a la Interpol la orden de captura contra El Paisa, que en distintas cartas públicas ha denunciado falta de garantías de seguridad e incumplimientos estatales en el pacto de 2016, que desarmó y transformó en partido a la otrora guerrilla comunista.

Lo que ha habido es un «nulo interés de Velásquez Saldarriaga por contribuir a la satisfacción de los derechos de las víctimas», afirmó la magistrada Catalina Díaz.

El histórico pacto prevé que los responsables de delitos graves, ya sean exguerrilleros o militares, reciban penas alternativas a la prisión si confiesan sus crímenes, reparan a sus víctimas y nunca más vuelven a ejercer la violencia.

En caso de que incumplan esas condiciones, se exponen a penas de hasta 20 años de prisión.

Señalado de múltiples asesinatos y secuestros, Velásquez, quien comandó la principal fuerza de élite de la disuelta guerrilla marxista, abandonó desde mediados de 2018 una zona selvática del sur del país donde llevaba a cabo su proceso de reincorporación social y económica.

El Paisa dejó la zona junto con el ex jefe negociador de paz Iván Márquez. Ambos tomaron distancia del acuerdo tras la captura con fines de extradición del líder rebelde Jesús Santrich, acusado en Estados Unidos de narcotráfico, en abril de 2018.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.