El hacker portugués del «Football leaks» será extraditado

por Peter MURPHY / AFP

Un tribunal de Budapest ordenó el martes la extradición a su país del hacker portugués Rui Pinto, principal fuente de los «Football Leaks» que condujeron al lanzamiento en varios países europeos de investigaciones sobre malversaciones en el mundo del fútbol

Rui Pinto, de 30 años, presentado por sus abogados como un «muy importante lanzador de alertas europeo» y principal fuente de los Football Leaks, fue detenido el 16 de enero en Budapest en virtud de una orden de detención europea. Está en arresto domiciliario.

 Desde la capital húngara, donde vive desde 2015, este autodidacta llamado «John» por sus contactos ha pirateado millones de archivos relativos al mundo de negocio del fútbol, según él con el objetivo de desvelar los bajos fondos de una industria «deshonesta».

A partir de 2016, entregó millones de documentos a un consorcio de medios europeos que revelaron a fines de 2016 y en noviembre pasado mecanismos de evasión fiscal, sospechas de fraude y corrupción que afectaban a varios jugadores célebres así como a dirigentes de clubes.

Football Leaks es hoy la mayor filtración de informaciones sobre los negocios en torno al fútbol.

Ahí aparecen los problemas fiscales de Cristiano Ronaldo tras su paso por el Real Madrid, el caso de los fichajes étnicos del Paris SG o las tolerancias de la UEFA ante las presuntas violaciones del PSG o el Manchester City.

– Acusación de chantaje –

Estos documentos interesan a la justicia de varios países. La Fiscalía nacional financiera (PNF) de Francia, con la que Rui Pinto inició una colaboración a fines de 2018, opinó que permitieron «importantes avances» en las investigaciones por fraude fiscal que ha lanzado

La PNF, que dice poseer unos 12 millones de documentos procedentes de Football Leaks, propuso oficialmente a otros ocho países implicados en el escándalo compartir estos ficheros.

Pero Portugal acusa a Rui Pinto de haber robado datos, incluso al propio Estado, y sobre todo de intentar chantajear, previamente a sus revelaciones, al fondo de inversiones maltés Doyen, igualmente implicado en el fichaje de jugadores.

Rui Pinto, que es defendido por un equipo internacional de abogados, reconoció haber tomado contacto con este grupo a fines de 2015, pero asegura haber querido someterlo a una prueba, sin intención deshonesta.

A principios de febrero acusó a su país de intentar «acallarlo» y de «sabotear» las investigaciones lanzadas por las fiscalías europeas, al impedirle proporcionar nuevos documentos.

«Sería inconcebible que, a causa de las actuaciones judiciales  portuguesas contra Rui Pinto, los fiscales se vieran privados de sus testimonios y del acceso a los considerables datos incautados en Budapest», durante su detención, afirmó recientemente el abogado francés del hacker, William Bourdon. 

«Estas investigaciones conducirán en algunos años a centenares de millones de euros de multas (…) en toda Europa» aseguró.

El abogado de Rui Pinto en Hungría, David Deak, dijo a la AFP que su cliente era «optimista» sobre las posibilidades de eludir la extradición. El tribunal de Budapest se pronunciará al respecto el martes por la noche.

If you found an error, highlight it and press Shift + Enter or click here to inform us.