lunes, abril 22

25 militares serán imputados por la masacre en el Remanso, mientras Diego Molano avanza con su candidatura por Bogotá

Hace un año el entonces ministro de Defensa del gobierno Duque, Diego Molano, definía como una ‘operación legítima’, la masacre ocurrida en El Remanso, Putumayo, en la que fueron asesinados 11 civiles que fueron presentados como miembros de las disidencias de las Farc en medio de un bazar que realizaba la comunidad. Hoy, mientras el exfuncionario avanza con su candidatura por Bogotá, se conoció que 25 militares que participaron en el ‘operativo’ serán imputados por los delitos de homicidio en persona protegida, y homicidio en modalidad de tentativa.

Un fiscal Especializado contra las violaciones a los Derechos Humanos de Bogotá, imputará a  un coronel, un capitán, un teniente, cuatro suboficiales y 18 soldados que hicieron parte del operativo en el que, de acuerdo con investigaciones de prensa, los militares intentaron manipular el escenario de los asesinatos, colocando ropa militar y armas encima de los civiles asesinados.

Recordemos que al menos 30 testimonios recolectados luego de la masacre por medios como El Espectador, Voragine y Cambio, revelaron que varios miembros del Ejército llegaron ese 28 de marzo de 2022 vestidos de negro fingiendo una toma guerrillera, además de otras graves inconsistencias en medio del operativo militar y en su posterior manejo.

Días después de la acción militar, la Defensoría del Pueblo también confirmó que entre las 11 personas fallecidas se encontraban el Presidente de la Junta de Acción Comunal, su esposa, un adolescente de 16 años, un gobernador del pueblo indígena, entre otras personas.

Pese a las decenas de cuestionamientos que surgieron desde todos los frentes, incluso de organizaciones de Derechos Humanos, Molano defendió a capa y espada el operativo, respaldando la versión del Ejército que aseguraban que:  “el operativo no fue contra campesinos, sino disidencias de las Farc. No fue contra inocentes indígenas, sino narcococaleros. No fue en bazar, sino contra criminales que atacaron soldados” y nunca se retractó de su defensa

Este caso, que lentamente avanza en la justicia, sigue sin permear al entonces ministro de Defensa y hoy candidato a la alcaldía de Bogotá, quien durante su ejercicio como jefe de cartera enfrentó diferentes cuestionamientos por, entre otras cosas, el tratamiento del paro nacional en el que se denunciaron graves violaciones a los derechos humanos por parte de la fuerza pública, o el operativo contra las farc en el que menores de edad habían  sido asesinados, los cuales fueron calificados por Molano como “máquinas de guerra” pese a ser menores reclutados por la guerrilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *